~BIENVENIDOS~

¿Ya nos conocéis verdad? Seguro que si, al poli duro y acabado, al vampiro marcado y jodido de la cabeza, compañeros, hermanos, amigos y más... mucho más. Esta es nuestra historia, aquí os la queremos contar y gritar bien fuerte que ES POSIBLE.

miércoles, 25 de enero de 2012

CAPITULO 2. EL ENCUENTRO



VISHOUS

‎*No me hacia ni puta gracia ver marchar al poli para confirmar en persona lo que llevaba ocurriendo desde hacia tres semanas. Esa hembra no quería saber nada de el. No hacia falta tener visiones para darse cuenta. Pero quizás fuera mejor así. Cuando Butch me hablaba de ella me limitaba a escucharle y a no decir ni una jodida palabra porque no quería pelear con el, y si le daba mi opinión acabaríamos a hostias. No se en que momento paso pero el daba demasiada importancia a lo que yo le decía y lo mismo me ocurre a mi. Supongo que pasar todas las putas horas del día juntos te hace creer que tienes derecho a opinar, a ser participe de las decisiones del otro… a querer lo mejor para el. ¿Y lo mejor para el poli no es una buena hembra como Marissa? ¿Cuando me he preocupado yo por algo que no sea mi culo y mis pelotas??? Grrrrr.





Y ahora el puto cotilla de Rhage me estaba preguntando para quien se acicalaba tanto el poli. No me hace gracia ni hablar ni pensar ni siquiera oír hablar de eso. Punto. Así que el rubio enseguida entiende mi mirada de “Cállate la puta boca yaaa”. En cuanto ponemos los pies en el antro de depravación del One Eye mi cuerpo empieza a reclamar lo que estoy necesitando, Goose y sexo guarro, en ese jodido orden. Rhage es como un imán para las hembras y nada más sentarnos se acercan como jodidas moscas a la mierda. Mala similitud joder. Aunque hoy me siento así y no quiero pensar en el motivo. No lo haré.
Hollywood ya ha echado el ojo a su presa, aunque otra presa ha echado el ojo a Rhage. Caith se acerca y sonrío al ver tensarse al rubio. Esta hembra es una perseguidora de hermanos y él un trofeo difícil de conseguir.*

- Hola Vishous.- *Esta hembra podría trabajar en una línea erótica joder.*
- Buenas noches, Caith.- *Pego un largo trago al Goose sin dejar de mirar sus tetas.*- ¿Qué te cuentas?
-¿No saludas, Rhage? -*La hembra ataca a su objetivo. Esto va a ser divertido coñoooo*
- Solo si te quitas del medio. Me bloqueas la vista.
*Rhage esta mirando a una humana rubia al otro lado del reservado y el bien formado cuerpo de Caith le impide la visión.*
- Otra de tu interminable lista. Que suerte tiene.
- Ya quisieras estar en su lugar, Caith.
- Sí, ya quisiera.* Sus ojos depredadores y calientes recorren el cuerpo de Rhage.*- ¿No quieres pasar un rato con Vishous y conmigo?
*Ella extiende la mano para acariciar su pelo y él atrapa su muñeca evitando el contacto*.
- Ni se te ocurra.
- ¿Cómo es que siempre lo haces con tantas humanas y a mí me lo niegas?
- Simplemente no siento interés por ti..
- Deberías probarme alguna vez.- *Le susurra al oído. Rhage la aparta bruscamente apretándole los huesos de su muñeca.*
- Eso es, Rhage, aprieta más fuerte. Me gusta cuando duele. - *Él deja de apretar inmediatamente y una carcajada sale de mi garganta.* -¿Estás ocupado V?
- Acabo de llegar… quizás más tarde.
- Sabes dónde encontrarme.
*Se aleja moviendo su hermoso culo y Hollywood resopla*
- No sé cómo la puedes aguantar.
- Ella tiene sus atributos y si… le gusta cuando duele.

*Una mueca cruel se dibuja en mi cara y Rhage sonríe negando con la cabeza. La humana se acerca y en unos minutos ambos se alejan a un rincón oscuro quedándome solo en la mesa. Miro el puto reloj y me sirvo otro vaso se Goose. ¿Qué andará haciendo el poli? Durante estas semanas he estado ocupado instalando todo el sistema de seguridad de la Mansión, cámaras de vigilancia, automatismos para las ventanas, verjas, equipos informáticos…. Acomodándonos a la nueva vida en la mansión, aprendiendo a vivir con el poli. Me enciendo un liado y sonrío recordando los pequeños detalles de la vida cotidiana que te hacen sentir que no estas solo. La manía casi compulsiva por el orden del poli que me vuelve loco. Joder desde que vivo con el no encuentro nada porque el va detrás de mi ordenando.. que coño de trauma tiene este irlandés joderrr. Se ha ido haciendo un hueco a empujones en mi mente y en mi vida. Su olor, su whisky, su jodida música de maricón, sus trapos finos sus ojos color café, el sonido de su voz…Cosas que antes no estaban ahí y que ahora son indispensables para mi. Volver a casa a salvo con el… comenzar el nuevo día insultándonos…
Una canción de voz desgarrada suena a todo volumen. Como no, habla de desamor, de beber para olvidar y mierdas de esas. Una imagen cruza por mi cabeza… Unas bocas besándose.. unos labios femeninos resbalando por el cuello de un macho.. unos pequeños colmillos hundiéndose en la carne, un juramento en irlandés…. Hostia puta joder… Me levanto como un resorte y clavo la vista en el pasillo oscuro que lleva a los baños por los que desapareció Caith. Estoy de Goose hasta arriba, primera necesidad saciada… vamos a por la segunda.

Mis movimientos se hacen precisos, calculados como los de un depredador aunque con esta hembra no hace falta ni putos preliminares. Mejor, vaya perdida de tiempo joder. Cuando me cierno sobre ella en la oscuridad tuerzo la boca al ver separar sus ojos del móvil y mirarme sorprendida. Un jadeo sale de su boca cuando la empujo con mi cuerpo contra la pared y gime cuando se clavan las empuñaduras de mis dagas bajo mi camiseta en sus tiernos pechos y un sonido de lo mas erótico sale de su garganta cuando le agarro fuerte el cuello y empujo mis caderas clavándole la entrepierna entre sus muslos. Con voz rasposa susurro en su oído:*

- He cambiado de opinión hembra…. Hoy te va a doler… te voy a follar haciendo que te claves el lavabo en el estomago… en cuanto se desocupe el baño….

*El olor de su sexo húmedo me golpea las fosas nasales y mi mano le pellizca con crueldad un pecho. Me llama cabron pero comienza a frotarse contra mi entrepierna y lleva sus uñas a mi cara clavándolas para intentar acercarme la boca a sus colmillos. Esta hembra no sabe aun quien cojones manda aquí. La tiro del pelo separando su boca del objetivo. Odio el lápiz labial y desde luego que hace una eternidad no beso a una hembra. Desde luego esta noche tampoco lo haré. Retuerzo su pezón y ni el tono agudo de sus quejidos, ni su olor, ni su tamaño son los correctos. Ni su largo y sedoso pelo, ni su tierna carne, ni el color de sus ojos es el adecuado pero a quien le importa hoy eso. A mi polla le importa mierdaaaa. Jodido enfermo Vishous. Mírala joder, mírala, excitada ante la idea de que la hagas daño, te va a dar un buen desahogo, puedes hacer lo que quieras con ella, en el baño.. sexo muy guarro, duro…. Debí beber mas joder. Tiro más fuerte de su pelo para ver si sus gritos consiguen despertar algo en mí y la puerta del baño se abre. Me giro para empujarla dentro y entonces lo veo.

El poli entra en el reservado y mierda puta.. mira que lleva estas semanas raro de cojones pero lo que veo hoy en su expresión hace que se me encojan las entrañas. Suelto a la hembra bruscamente y me agarra de la camisa.*

- Ya no Caith… Largo.

*Me dirijo hacia el rincón que ocupamos siempre. Se ha derrumbado en los sillones porque eso no es sentarse joder. Me limpio la sangre que brota de los arañazos de la mejilla y paro en seco para girarme y mirar a la hembra que me sigue. No me hace falta decir nada otra vez. Mis ojos entrecerrados son suficientes. Se da media vuelta y desaparece. Me siento frente al poli con la extraña idea de hacerle daño… mas daño. Pero simplemente puedo saludarle y preguntar lo que ya se.*

- Hola policía.
- ¿Qué hay?
- ¿Cómo te ha..?
- Nada.


BUTCH



*De puta madre, ni Cristo en el reservado de siempre, no hay rastro de Rhage por ningún lado aunque sobre la mesa un vaso de Grey Goose y una coctelera de lo más colorida me dicen que Vishous no andará lejos, así que me dejo caer en el sillónp aflojándome el nudo de la corbata y suspirando . Odio el puto vodka, no sé como puede tragarse esta mierda pero ¿qué más da? En realidad me da exactamente igual qué beberme en este momento siempre y cuando sea capaz de sumirme en la feliz bruma de la inconsciencia alcohólica… así podría dejar de autocompadecerme a mi mismo de esta forma tan penosa. Agarro el vaso apurándolo sin respirar y lo dejo sobre la mesa con una mueca de asco. La hostia que cosa más mala joder. Pero agarro la coctelera llenándolo de nuevo hasta el borde. ¿Por qué demonios llegué a pensar que esa vampiresa iba a querer algo de mí? Doy un trago a la bebida y sacudo la cabeza con la mirada perdida, siendo realista una mujer como Marissa no tendría por qué fijarse en un tipo como yo, ella es pureza, luz, dulzura.. y yo un puto ex policía acabado sin nada que ofrecer salvo un alma magullada y tan rota que ni el diablo podría querer.
Frunzo el ceño cuando un movimiento atrae mi atención, Vishous camina con aquellos pasos largos y fluidos, delante de una morena que le mira con frustración, llevan la ropa arrugada y por los arañazos que tiene él en la mejilla se ve a las claras que el encuentro no ha sido inocente ni dulce. Me remuevo en el asiento ligeramente incómodo, tal vez porque hay algo oscuro en la mirada profunda de este cabron que a veces me pone nervioso, no lo sé, pero desde luego verles aparecer después de haber estado compartiendo algún tipo de intimidad no me gusta nada… aunque por la expresión de la mujer no ha debido ser satisfactorio y, en otro momento hubiera podido joderle con esto, pero ahora mismo no siento el más mínimo deseo de hacerlo*

- Hola poli
- Que hay?
- ¿Como te ha…?
- Nada

*Empujo el vaso hacia él que lo coge para dar un largo trago*
- Joder amigo, lo lamento
- Yo también

*Le suena el móvil y mientras contesta recupero el vodka bebiendo de nuevo. Mierda, por la cara que tiene tatuajes me apuesto un brazo a que no voy a poder seguir aquí hasta perder el conocimiento, no sé si agradecérselo en nombre de mi hígado o cagarme en la puta… nunca he sido demasiado agradecido de todas formas, así que cuando le oigo decir que Wrath les quiere de regreso en media hora frunzo el ceño y gruño para mí mismo.
De todos modos siempre podría quedarme, total yo tengo el coche y ellos pueden hacer ese truquito de power ranger y aparecer en la casa en un pis pas sin necesidad de ir conmigo a cuestas como siempre, últimamente me siento como una jodida mochila que ambos tienen que cargar por todas partes. Resoplo y me revuelvo el pelo, sea como sea no creo que fuera muy buena idea quedarme aquí de modo que apuro la bebida y clavo mi vista en los extraños ojos de V que me miran sin parpadear*
-¿Quieres desaparecer y aparecer allí o ir en el auto conmigo?
- Tenemos tiempo para ir en el coche
- Trae el Escalade, iré a por Hollywood
*Lanzo las llaves por encima de la mesa hasta que su mano enguantada se cierra sobre ellas sin perder el contacto visual ni un solo instante conmigo. Un espasmo sacude mi estómago, sagrada mierda, aparto la vista levantando las cejas y frotándome el abdomen, al final voy a tener que ir al médico de verdad, sobre todo si Rhage me rebana el cuello después de separarle de la pedazo de rubia con la que estaba dándose el lote, joder si las miradas matasen yo ahora mismo estaría desmembrado y descuartizado vivo en medio del One Eye en lugar de estar en el coche por la 22 de camino a casa. Vishous cambia de cd y Trick Daddy empieza a sonar a toda hostia por los altavoces, resoplo pensando que igual hubiera sido una bendición haber acabado de ese modo, mejor que sometido a esta tortura. Su perilla  se tuerce y aprieto los labios, jodido cabrón espero que no me estés leyendo los pensamientos porque si eres capaz de hacer eso, ahora vas a pensar que soy un desviado mamonazo. Le miro de reojo y visualizo una imagen de mi mano apoyada en el muslo de él y mis dedos peligrosamente cerca de su entrepierna.  Gruñe y deja de sonreír apretando los dientes con tanta fuerza que los oigo crujir un segundo antes de frenar de golpe el coche.
Joder, nunca sabré si me leyó la mente de verdad o si lo que tengo ante mi le cambió el humor y no es para menos, un grupo de tipos pálidos como fantasmas y vestidos de negro se apiñan bajo un bulto que cuelga de la rama de un árbol a unos cien metros de donde estamos*
-Restrictores
*La voz ronca y grave de V suena en el silencio cuando apaga el equipo de música. Los tres vemos la escena sin hablar hasta que Rhage salta del coche, se lanza en una carrera suicida hacia el grupo de cabrones y Vishous busca mi mirada*

- Poli, tal vez quieras quedarte…
- A la mierda V
- ¿Tienes una de mis armas?
- No creerás que voy a ir allí desnudo?

*¿Quedarme? ¡Mis cojones! Por fin algo de acción! estoy tan frustrado y descolocado últimamente que necesito adrenalina, sangre, dolor… joder algo que me haga sentir vivo de una puta vez. Aun recuerdo el primer y hasta ahora único día en que me topé con un par de estos cabrones, Virgen Santa,  aun no he podido olvidar la sensación de desesperación que me causó mirarme en sus ojos, vacíos carentes de vida, de alma. Son cáscaras deshabitadas de personas que existieron y que ahora caminan como zombies desprovistos de todo, meras marionetas utilizadas al antojo de un ser que los maneja en una lucha ancestral, una lucha que apesta… a talco joder siempre he odiado ese olor dulzón que se te mete en las fosas nasales hasta ahogarte.
Meto la mano bajo el asiento sacando una Glock, miro a Vishous con una sonrisa sardónica quitándole el seguro y abriendo la puerta del Escalade. Bajamos a la vez justo cuando Rhage cae sobre el grupo como un jodido kamikaze y uno de los talquitos se saca una pipa dispuesto a dar un tiro al hermano, estiro el brazo apuntando sin pensarlo ni un instante, agarrando mi muñeca con la otra mano tomando puntería. Mierdaputaaaa no encuentro una línea de tiro lo suficientemente limpia para disparar y tengo miedo de herir a Hollywood¿Herirlo? Madre de Dios, se me descuelga la mandíbula al verle pelear, es jodidamente hermosa la forma en que todo su cuerpo ondula en una mezcla de pelea callejera y arte marcial, desarma a los cazavampiros con movimientos tan coordinados que parecen todos sincronizados en ese extraño baile mortal. Lanza la pierna hacia arriba golpeando la barbilla de uno de ellos y gira sobre sí mismo dando un golpe seco con las palmas en el plexo solar de otro antes de hacer un barrido que manda a dos más al suelo.
Un grito a mi derecha me hace voltear sin soltar el arma, Vishous salta encima de un restrictor derribándolo, su codo lo noquea y veo como saca una de sus dagas de la bota mientras el cabrón sigue gritando como un cerdo. Sin soltar la Glock me acerco al árbol del que cuelga otro de ellos maltratado como su puta madre y lo bajo arrodillándome a su lado para registrarle en busca de algún tipo de documentación que me pueda ayudar a saber algo más de él, no encuentro nada obviamente, tampoco esperaba hacerlo pero joder… deformación profesional supongo, pienso con un encogimiento de hombros mental.
El ruido de un disparo me hace girar con el arma preparada de nuevo justo para ver como al cuerpo de Rhage se sacude ante el impacto. Hijos de putaaaaa, apunto a la cabeza del cabrón que acaba de herir a mi amigo pero antes de poder apretar el gatillo una luz blanca ilumina el claro como si fuera el medio día más intenso que haya visto en mi vida, entrecierro los ojos mientras dura el estallido y parpadeo sin ver cuando de golpe regresa la oscuridad y el grito de V resuena en la noche seguido del ruido de sus botas de combate acercándose a mí a toda hostia*

-¡Poli! Entra en el maldito coche
- ¿Qué hay de …?

*Me empuja llevándome casi a rastras en una frenética carrera hasta meterme en el Escalade y cerrar la puerta tras él*

- ¡¡No vamos a dejarle ahí!!

*Un rugido me hace callar y girar lentamente  hacia el sonido. Casi me trago la lengua Madre de Dios que coño es eso joderrrr??? Cierro los ojos durante un par de segundos y me golpeo la frente, vuelvo a abrirlos pero “eso” sigue ahí. Abro y cierro la boca un par de veces y me pellizco disimuladamente entrando en trance, oh oh, cuando empiezo a hablar conmigo mismo es que estoy a punto de perder la cabeza y, la última vez que hice eso me acabaron empapelando los de asuntos internos durante seis meses por liarme a tiros en un interrogatorio … ¿un portal dimensional nos ha llevado a la época de los dinosaurios?? Me doy una patada mental “Mierda Santa O´Neal decididamente se te ha ido la cabeza…¿portal dimensional?? Bueno, perdóname Butch… ¿vampiros chupasangres? ¿Zombis con olor a talco y cazadores de vampiros?? Cabrón tu mejor amigo tiene más de 300 años y la dulce Beth, a la que hace poco buscabas para meterte bajo sus bragas, tiene ahora dos colmillos que podrían hacerte carne picada en cuestión de segundos, así que ¿Qué hay de raro en un portal dimensional? Si ahora mismo no tengo una especie desconocida de dinosaurio mezcla de T-Rex y de El dragón Eliot delante de mis narices entonces chicos, Godzilla existe y ha llegado a Nueva York. Decididamente no se que es peor. No puedo apartar la vista de la enorme bestia que destroza a cada uno de los restrictores merendandoselos uno tras otro en una autentica y al parecer suculenta orgía de sangre*

- Vishous *mi voz es apenas un susurro* ¿Qué demonios es eso?
- Rhage está de pésimo humor.

*Mis ojos vuelan de nuevo hasta el monstruo que sigue engullendo todo lo que pilla gruñendo y enseñando los colmillos manchados de sangre negra. ¿Hollywood? Me arden los pulmones hasta que me doy cuenta de que no estoy respirando, boqueo en busca de aire,  aún incrédulo ante lo que estoy viendo. Me froto la cara y oigo el sonido del zippo de V. Me giro para mirarle, la luz de la llama afila los rasgos de su cara dibujando sombras en su mandíbula cuadrada y sus labios. Hostias ¿qué miras cabron? Resoplo mientras se prende un liado y da una honda calada, le tiemblan las manos y mierda a mi también, el aroma del tabaco turco inunda el coche y mis fosas nasales al respirar*

- Desde cuando?
- Rhage fastidio a la virgen Escribana y ella lo maldijo regalándole doscientos años de infierno. Cada vez que se excita demasiado cambia como por arte de magia. El dolor puede activarlo, la ira, la frustración, no se si entiendes a que me refiero.

*¿Entenderlo? Joder claro que si. Estuve mas cerca de acabar desmembrado en el One Eye de lo que creía en realidad, todo por ponerme en medio de el y del suculento filete rubio con el que estaba a punto de echar un polvo seguramente salvaje. Vuelvo a mirarlo aun asombrado, es como ver en vivo y directo una carnicería de una peli de terror. He visto mil cosas en mis años de detective de homicidios, pero nunca nada parecido a esto.*

- ¿Sucede con frecuencia?
- La suficiente, por eso recurre al sexo. Lo mantiene calmado. Como veras con la Bestia no se juega. No distingue entre amigo o almuerzo. Solo podemos alejarnos y esperar a que cambie para ir a ocuparnos de el.

*Los siguientes minutos pasan como en un sueño, Rhage, o su dragón se llame como se llame acaba de cenar sus canapés y se acerca con paso pesado al coche, manchado de sangre, abriendo la boca en una mueca feroz que deja a la vista los enormes dientes. Mierdaaaaa por un jodido instante siento la humana y arcaica necesidad de huir como un cobarde de allí, pies para que os quiero sino para huir de semejante muerte? Porque es la muerte lo que esta grabado en aquellos ojos blancos y en aquellas mandíbulas capaces de partir a una persona por la mitad de una dentellada. Pero es mi amigo quien está ahí dentro y no puedo evitar pensar en lo jodidamente duro que tiene que ser este infierno para el. Apoyo la mano en el cristal recordando las palabras de V diciendome que cada vez que esto ocurre todos sus huesos se rompen y una congoja se asienta en mi pecho. Sagrada mierda, no es justo. La Bestia me mira y resopla parpadeando, gime y tiembla un segundo antes de que el destello de luz cegadora se repita, pero esta vez, esta vez es Rhage quien esta tirado en el suelo, desnudo y temblando. Con una maldición salgo del coche arrancandome la chaqueta y me arrodillo sobre el tapandole. Joderrrr tiene sangre negra por todas partes, un agujero de bala en el hombro y el estomago del tamaño de una boa constrictor después de comerse un hipopótamo.
Murmura tan suavemente que tengo que inclinarme sobre su boca para escuchar*

- Tu... V ¿heridos?
- No, estamos perfectamente.
- Llevadme, por favor... A casa.

*Sus palabras me golpean el pecho como una flecha haciendo diana*

- Nosotros cuidaremos de ti.

*Y por mis santos cojones que vamos a hacerlo*


VISHOUS

*Dirijo el liado a mis labios e inspiro una honda calada. La mano me tiembla ligeramente y no es por miedo a la bestia que esta afuera. A esa la tengo mucho respeto pero no miedo. Y nunca he sentido miedo por mi mismo, nunca. Pero resguardados dentro del coche no puedo pensar en otra cosa que no sea la seguridad del jodido irlandés. Y ni resguardo ni hostias. De sobra sabemos que en ese estado Rhage no conoce, ni controla ni distingue. Intento responder con falsa calma las preguntas del poli, de la mejor manera posible, para que no le de por reírse de manera histérica, que es lo que tengo ganas yo después de ver la expresión de Butch al sobresaltarse cuando una bota cae en el capo del coche. Joder que yo también pensé lo mismo mierdaaa, pero ni puta gracia tiene.

Se me encogen las tripas cuando la bestia se dirige hacia el lado del coche donde esta Butch. Y es una sensación que me pilla tan de sorpresa como la visión que tiene él ante sus ojos. Mi mano derecha se cierra sobre la empuñadura del arma con demasiada fuerza y decisión. Que no se abra la puerta… que no le ataque …. Me olvido de respirar durante un eterno minuto, agarrando con decision la pistola y calculando donde seria mas certero disparar… entre los ojos… al pecho. Mierda santa ese que esta ahí es mi hermano Rhage …pero a quien esta mirando y enseña sus tremendas fauces es Butch . Miro como se empaña el cristal de su lado, el dragón esta respirando sobre la puta puerta y mirando al poli y el cabron no piensa, extiende la mano sobre el cristal y puedo sentir su preocupación, su dolor ante el monstruo que tiene delante. Me dan ganas de agarrarle y pegarle un tirón para que se separe de allí pero de repente debo cerrar los ojos por el estallido de luz que me ciega. Todo se ha acabado y respiro aliviado. Abro la puerta y saltan los seguros y cuando bordeo el coche Butch ya esta inclinado sobre Rhage, tapándole con su chaqueta. Cargamos con el y le metemos en el coche. Justo antes de arrancar puedo oír las palabras del poli.*

- Aguanta ahí grandullon

*Por el espejo retrovisor voy mirando de vez en cuando hacia atrás, escuchando la voz calmante del irlandés que como una madre amorosa cuida a su cachorro. Hostia puta no estoy pensando eso ¿no? Repaso mentalmente lo que debemos hacer para que Rhage se recupere. Desde luego esto lleva pasando muchas veces en todo el tiempo que llevamos luchando pero joder…vuelvo mis ojos hacia la parte de atrás, el poli es la primera vez que lo vive. Me sorprende su tranquilidad, su aceptación y su jodido despliegue de… humanidad. Medio sonrío. Que coño, es humano , leches.

Cuando llegamos a la mansión  no tardamos más que unos minutos en llevar a Hollywood hasta su habitación y de ahí al baño. Le desvestimos entre los dos y por un segundo dudo en que hacer, si meterme en la ducha con el o…. Solo tengo tiempo de sujetar a Rhage mientras el poli se desnuda por completo a la velocidad del rayo y me muestra un primer plano de su culo y de su espalda cuando abre el grifo de la ducha. ¿Eso es un tatuaje? Mierdaaaa,  ¿porque lo ha hecho? Rhage consigue ponerse en pie y entrar a la ducha, un espacio demasiado pequeño para albergar a ambos. Los cuerpos están demasiado cerca y el agua caliente cae sobre los dos. Me enciendo un liado y dirijo los ojos hacia sus pies… casi es peor. El poli mantiene una pierna firmemente plantada entre las de Hollywood para impedir que se desplome. Mierdaaaaa otra vez.

- Hollywood? ¿Esta demasiado caliente para ti?
- No.*A tientas busca el jabón pero no consigue dar con el, entre el vaho, el agua y los ojos que aun no consiguen superar el maltrato al que los somete la transformación.- No puedo ver nada.

*Mi cerebro comienza a funcionar a toda hostia buscando algo que hacer fuera del baño pero no consigo dar con nada que me saque de allí. Mis ojos recorren los cuerpo de ambos, el poli frota con una toalla húmeda la cara de Rhage, los hombros, el reguero negro que recorre su barbilla y su pecho hasta el abdomen tremendamente hinchado.*

-Mejor así. No tienes porque saber que aspecto tenemos así, desnudos, juntos. Francamente yo estoy lo suficientemente traumatizado por ambos.-*Dice Butch.*

*Resoplo y de nuevo les miro a ambos. ¿Trauma? ¿Trauma? Jodido enfermo Vishous. Deseas con toda tu alma estar en lugar de Rhage, en esa ducha, sintiendo los cuidados del poli, sus manos lavar no la mierda restrictora sino los tatuajes malditos de tu cuerpo. ¿Será igual de tolerante cuando se entere que yo también llevo una bestia dentro? ¿Cuándo sepa lo que hago en mi ático? ¿Si viera que estoy mutilado, que no soy un macho completo? ¿Mostraría la misma comprensión que en este momento? Maldigo mentalmente negando con la cabeza y sintiéndome como un bastardo ante mis pensamientos. Rhage es nuestro hermano y todos alguna vez, incluso yo, he hecho lo mismo que esta haciendo el poli ahora mismo. ¿Por qué me jode tanto que lo haga el?*

- Toallas Vishous. *La voz del poli me saca del trance y le alcanzo lo que me pide. Centraté cabron, lo mas importante ahora es Rhage joder.

- V, trae unas pastillas, ¿quieres?

*Rebusco en el botiquín la caja de Alka-Seltzer y cuando regreso a la habitación el poli con una toalla en sus caderas ya ha acostado a Hollywood. Se le ve totalmente tranquilo y un amago de sonrisa asoma en su cara cuando me ve aparecer con las pastillas en la mano.*

- Y mira quien esta aquí. La enfermera Vishous.

*Seria capaz de reírle la gracia si aun no tendría la cabeza tan jodida con lo que he visto en la ducha y lo que he sentido. Después de atender a Rhage, el poli se viste de nuevo y nos dirigimos hacia el despacho de Wrath y hablamos sobre la maldición y la preocupación que Holly siente cada vez que se transforma. Su mayor inquietud es dañar a alguno de sus hermanos.*

- Lo primero que preguntó cuando volvió en si es si tu y yo estábamos bien.

*Butch me dice algo que ya se pero oírlo me hace sentir como la mierda, porque he estado a punto de disparar a la bestia sin pensar un segundo. Y mirando a los ojos al poli no dudaría en volver a actuar de la misma manera. Quizás no sea buena idea volver a salir los tres juntos a patrullar.

Ya en el despacho del Rey estudio a todos mis hermanos y como reaccionan ante la presencia de Butch, que nunca acude a nuestras reuniones. Me satisface comprobar que parecen estar a gusto con el, obviando al cabron de Z claro esta. Con la llegada del rey y sus palabras algo parecido al orgullo crece en mi interior y es que el poli ha demostrado que se puede pelear a su lado, a pesar de ser un jodido humano. No a mi, a mi no me tiene que demostrar nada. Eso ya lo sabia, sino a los demás y sobretodo a Wrath.

- Cuidaste bien de Rhage esta noche. Te lo agradezco. -*El rey  mira a Butch directamente a los ojos cuando se quita las gafas oscuras.*
- El hubiera hecho lo mismo por mí.

*Mientras oigo al Rey hablar sobre el cambio de estrategia de la Sociedad Restrictiva clavo la mirada en el poli. El cabron se ha puesto en modo detective, son demasiados años ejerciendo como tal y se empapa de toda la información entrecerrando los ojos y acariciándose el labio inferior totalmente concentrado. ¿Haría lo mismo por mí? ¿Lavaría mis heridas y la mierda negra de los desteñidos, sujetándome desnudo dentro de la ducha? Cuando Wrath me nombra vuelvo los ojos hacia el y asiento ante sus ordenes y mi boca se ladea en una medio sonrisa, no porque lo que me manda el rey….., es por la absoluta certeza de que si lo haría, estoy tan seguro como de que los rayos del sol me joderan el día que toquen mi piel.

Obedeciendo al rey visito a la familia del Civil asesinado pero en menos de una hora estoy devuelta en la mansión. El poli no esta en La guarida así que me dirijo al gimnasio. Necesito machacarme bien para intentar que las visiones no aparezcan durante el sueño. Allí esta Zsadist, este animal me ayudara a ello. Comenzamos a competir con las pesas hasta que los músculos no dan más de si y acabamos silenciosamente en la ducha. A mi no me gusta hablar mucho y a este cabron menos aun, así que me sorprende cuando bajo el chorro del agua me pregunta:*

- Vishous, ¿No hay manera de eliminar estos putos tatuajes, verdad?

*Cierro el agua y veo sus ojos clavados en los tatuajes de mis ingles y de mi mano maldita. Me cubro las caderas con la toalla incomodo. El se esta frotando el cuello de manera compulsiva, donde tiene tatuada la banda de esclavo, hasta que la piel se enrojece casi en carne viva.*

- Z, no pueden eliminarse. Llevo mucho tiempo tatuando y por desgracia la tinta y la sal son para siempre.

*A riesgo de que me suelte una hostia toco ligeramente su hombro para que deje de hacer eso y gruñe aunque se detiene.*

- Hermano tu por lo menos no llevas los tatuajes en la puta cara… *Se que para el no es ningún consuelo y no se porque he dicho eso, supongo que para aliviar la angustia que siente cada vez que ve las bandas de esclavo en su cuello y en sus muñecas. Lo digo yo que oculto mis tatuajes como las llagas un leproso, pero es que le entiendo a la perfección. Un ruido en los vestuarios me hace volver la cabeza. Y aunque no le veo se que el poli esta allí*


BUTCH

*Todo está oscuro cuando abro la puerta de la Guarida. Hoy me he quedado en la mansión con Rhage mientras todos los demás salen de patrulla.
Tras dejarme los puños en el saco del gimnasio hasta que los nudillos magullados me arden tanto como los pulmones, me sigo sintiendo igual de frustrado que antes y con ganas de liarme a hostias con alguien o a tiros con unos cuantos de esos putos restrictores. 

Vuelvo a casa y una extraña sensación se apodera de mi al ver lo vacía que está sin Vishous. Mierda santa, me he acostumbrado tanto a ese mamonazo que unas horas sin él jodiendo alrededor me hacen pensar que me falta un trozo de mí mismo.
Lanzo las llaves sobre la mesa y me saco la camiseta sudada por la cabeza de camino al baño echándola al cesto de la ropa sucia. Cierro la puerta y abro el grifo de la ducha, el vapor empieza a empañar los cristales mientras me miro al espejo. Unos ojos marrones y cansados me devuelven la mirada y me giro para no verlos, para no ver en ellos la tristeza que parece acompañarme tan perpetuamente desde que ella no está...
Entro a la bañera, levanto la cara y cierro los párpados, sintiendo como el agua cae sobre mi rostro resbalando por mis hombros. Mis músculos se relajan lentamente y apoyo las manos sobre la pared agachando la cabeza, estirando el cuello, arqueando levemente la espalda al sentir el calor húmedo que se escurre hasta mis nalgas cubriendo el tatuaje que marca mi piel... Janie. Veinticinco líneas, veinticinco años sin ella.

Aprieto los dientes y cierro los ojos con fuerza cuando una imagen de mi dulce e inocente hermana mayor aparece en mi mente, sonriendo confiada, dispuesta a comerse el mundo, feliz, alegre, tan perfecta. Un nudo de culpabilidad se asienta en mi estómago y aprieto el puño sobre la pared dando un golpe que agrieta la baldosa. Año tras año la misma mierda cae sobre mi, recordándome porqué soy quien soy. A veces me pregunto si mi vida habría sido diferente con ella aquí, si yo sería mejor persona. Me siento tan cansado de todo y de todos, tan solo, rodeado de una jodida multitud que no significa nada para mi… Unos ojos diamantinos aparecen en mi mente y sacudo la cabeza, bueno, tal vez no esté tan solo al fin y al cabo.

Cierro la llave y agarro una toalla secándome el pecho, la cara y el pelo, la anudo a mis caderas y salgo del baño sin volver a mirar mi reflejo, me niego a ver lo que hay ahí, estoy hasta la polla de esconderme aquí en esta casa cuando fuera pasan tantas cosas, cuando hay tanta gente que necesita ayuda.

Me sirvo una copa de Lagavulin, pensando en agarrar la botella entera y sumirme en la inconsciencia etílica para olvidar los recuerdos que me atormentan, pero sacudo la cabeza colocándola de nuevo en su lugar y cojo la bebida dejándome caer en una silla frente a la mesa de Vishous. Llega el momento de dibujar una línea más, falta una, tal vez le pida a él que la dibuje, llevo rumiando esa idea desde ayer cuando le escuché hablar con Zadist de los tatuajes en el gimnasio.

Miro la pantalla del ordenador encendido y aunque estas mierdas informáticas no son lo mío, me sorprendo a mi mismo abriendo un documento en blanco, apoyando los dedos sobre el teclado y dejando que vuelen sobre las teclas formando las frases que tengo metidas en mi cabeza desde que veinticinco años atrás abrí el diario de Janie.
La vida está formada por pequeños momentos, gotitas de agua en un océano de tiempo que no es nuestro. Somos seres finitos, almas alquiladas en un cuerpo con nombre que solo está de paso. Andamos sin rumbo en un mundo imperfecto, somos capitanes llenos de defectos de nuestro propio navío; Un barquito de papel que navega sobre las olas de un charco y se cree que es un barco surcando los mares.

Agarro cada instante, bebo cada minuto, hora, segundo. Porque cuando mi barco llegue a su puerto y el viaje se acabe, esas gotitas serán mis recuerdos, las cosas que he vivido
*Doy otro sorbo whisky y leo de nuevo las palabras en la pantalla. Mierdaputaaa ¿Podía ella saber lo que ocurriría? ¿Será verdad que inconscientemente uno percibe cuando la muerte le acecha? Leo de nuevo las frases apurando la bebida y me levantó a por más, coño, cada jodido año es lo mismo, las palabras, las imágenes, los recuerdos que me atormentan como fantasmas que no quieren irse de una puta vez para dejarme vivir en paz. Agarro la botella del cuello y doy un trago largo, el alcohol quema mi garganta pero no me importa, todo lo que quiero es no especular, dejar de recordar por unas horas, dejar de pensar en que pude haber hecho por ella, veinticinco años reviviendo la misma historia, buscando finales alternativos que nunca podrán ser, deja de atormentarme cojones!!
 .
Pero no puedo, sé que no estoy en paz conmigo mismo y no sé si llegaré a estarlo alguna vez, jodido lastre este qué cargo sin poder dejarlo caer. Vuelvo a beber y golpeo la mesa sintiéndome medio mareado, parpadeo y me revuelvo el pelo mirando la botella, quizás, solo quizás, no haya sido una gran idea trincarse más de media de tres tragos.
Giro la vista al ordenador y me acerco leyendo una vez más, suspiro y pulso el botón de borrar, una a una las letras negras desaparecen hasta quedarse un fondo blanco y vacío, tan vacío como yo. Tan jodidamente solo.

La puerta se abre y me giro, la sombra de V llena el vano, sus ojos me miran mientras se saca la gorra de los Sox y la tira sobre el sofá desabrochando su chaqueta de cuero.

- ¿Celebrando algo detective?

*Sube una ceja y la lanza la sobre la silla. No puedo evitar fijarme en sus movimientos, en la ondulación de sus músculos, en como camina hacia la cocina. Butch joderr, con la boca completamente abierta me froto los ojos con el dorso de la mano y bebo de nuevo, la madre que me pariooo, ¿Mirar el culo a un tío? En mi puta vida la hostiaaa, definitivamente el alcohol no conduce a NADA bueno. Dejo la botella en la mesa, o lo intento. Hace un momento ahí mismo había una superficie de madera que, o bien se ha esfumado o se ha desmaterializado como estos cabrones chupasangre, porque el cristal estalla al chocar con el suelo esparciendo el alcohol por todas partes*

-Ops

*Vishous se gira mirando el desastre y mi mano, y alza las cejas en una muda pregunta*

-La mesa se fue.
- ¿Se fue?
- Si joder * me cuesta hablar pero consigo pronunciar bastante decentemente* ¿Qué hiciste con ella?

*Me mira como si me hubiera vuelto loco, con ese aire de madre superiora y esa perilla torcida. Aprieto los puños para no alzar la mano y arrancársela de cuajo cuando se tuerce en una sonrisa*

- Poli estás borracho.

*Le miro ofendido y me acerco a él basculando ligeramente hasta casi rozarle con mi cuerpo*

- ¿Por qué has desmatesia… desmatera… desmaterializado la mesa?? *frunzo el ceño con fiereza* Óyeme bien tatuajes, no-estoy-booorraaacho

*Echa la cabeza hacia atrás y se queda rígido de golpe. Mi ceño se arruga más y le encaro, pegando mi pecho al suyo. Viva la testosterona joder, sin alcohol de por medio no creo que fuera capaz de enfrentarme a él, pero en estos momentos sería capaz de pelear aunque sepa que una sola leche me podría mandar directo al despacho de Wrath sin pasar por la puerta de entrada. Que mierdas le pasa a este capullo?? Ni que estuviera apestado coño!! si no fuera porque estoy saliendo de la ducha me olería el sobaco para comprobarlo.

Me agarra del cuello sin hacer fuerza pero firmemente, su palma áspera sobre mi garganta, su pulgar justo encima de mi vena.

Oh Oh.

Trago saliva y contengo la respiración. Definitivamente beber ha sido un jodido error, sobre todo ahora que veo sus extraños ojos fijos, a escasos centímetros de los míos, no parpadea, no mueve ni un puto músculo de su cara, solo me contempla, como una estatua, midiéndome de alguna extraña forma que no puedo entender. Juraría que su piel brilla ligeramente y que la yema de su dedo me acaricia la piel del cuello, pero descarto la idea por absurda. Es Vishous joderrr mi compañero de piso, mi amigo, es un macho tan heterosexual como yo ¿Verdad? Bueenoooo ¿Para que bebo? Una extraña sensación que ni comprendo ni quiero comprender repta por mi pecho, dejo escapar el aire bruscamente y parpadea soltándome y apartándose un paso de mi*

- No juegues detective o te quemarás, soy, incluso, más peligroso que la Bestia de Hollywood.

* Asiento porque es o eso o soltar un einggg… no ando muy fino a la hora de interiorizar la información, es más ésta está resbalando por mi cerebro y goteando hacia la papelera de reciclaje sorprendentemente rápido. Me froto la cara con las dos manos y resoplo. Vale, si, estoy borracho ¿Qué tiene de nuevo? Últimamente mi hígado parece una puta petaca. 

Me dejo caer en el sofá sin sacar la vista de encima a Vishous que recoge los cristales del suelo con una escoba y un recogedor de forma meticulosa y precisa. No tiene nada de femenino lo que está haciendo, podría ponerse una cofia y un mandil y seguiría sin perder esa aura de oscura masculinidad y de sexualidad brutal… Mi mente se va de viaje astral por un segundo visualizando la cofia y el mandil. Mala idea. Me da la risa sin poder evitarlo y suelto una carcajada que pronto se convierte una ristra de ellas. Él levanta la los ojos y los clava en los míos, por un momento una sonrisa torcida se marca en su cara antes de desaparecer al darse la vuelta para dejar las cosas en la cocina y servirse un Goose. 

Regresa con el vaso lleno y se sienta a mi lado, sube los pies en la mesa y enciende la televisión. Contemplo su perfil, los tatuajes de su rostro y la risa poco a poco acaba por transformarse de nuevo en esa sombra que amenaza con ahogarme, al menos ahora, en este instante, con él aquí, a mi lado, no parece que esté tan solo*

- Necesito algo de ti.

*Cierro la mano en un puño controlando el impulso de estirarla y acariciar los dibujos de su piel, se tensa y me pregunto que hice ahora. Suspiro y me apoyo en el respaldo del sofá esperando. Pasan unos minutos hasta que su cuerpo se relaja y se gira con una ceja arqueada, su voz levemente ronca al hablar*

- ¿Qué necesitas?

*Me separo del sillón y me inclino mostrándole mi espalda y dejando caer la toalla un poco*

- Solo que tú tatúes una línea más ahí.


VISHOUS

*El olor del alcohol envuelve y cubre el aroma de jabón y el de la propia piel del poli. Nada mas entrar en La Guarida ya percibo que esta medio borracho y no se porqué me jode. Últimamente la botella de whisky parece una extensión del brazo del irlandés y no es qué ahora me haya vuelto un jodido hipócrita, porqué yo bebo Gosse a litros pero joder, este cabrón es un humano y su hígado tiene un límite. Y lo que mas me revienta no es el hecho en si, que le de a la botella, son las causas y los porqués. ¿Se está arrepintiendo de su nueva vida? Esa maldita hembra no ha hecho nada mas que acrecentar el desprecio por si mismo y él vale mucho a pesar de ser humano, aunque no se lo crea… es importante para mi, demasiado, aunque yo tampoco quiera reconocerlo. Estuve a punto de pegar un tiro a Rhage transformado en bestia entre los ojos. Resoplo y niego con la cabeza. ¿Quién puede reprocharle que beba después de ver cosas como esa? A la mierda. A hacer café y despejar al poli.

Un estruendo de cristales rotos me hace volver la cabeza asustado. Butch esta mirando el suelo  como si acabara de desintegrarse la mesa y como si el licor derramado allí pudiera desvelarle donde cojones se ha ido. Me dan ganas de arrancarle la cabeza y borrarle esa cara de entupido porque hostias…. no quiero verle así, pero como siempre la mala leche se me esfuma en segundos y debo aguantarme la risa cuando el irlandés no hace mas que preguntarme qué he hecho con la mesa. Menudo caso tiene ante sus narices. Todo un expediente X.*

- Poli estás borracho.

*Se levanta ofendido y…. joder…. tambaleandose… y se pega a mi buscando pelea. La sonrisa se me borra de la puta cara. Soy consciente en ese momento de que esta casi desnudo oliendo a hierbabuena o no se que hostias y hablándome a milímetros de mi boca. Este cabrón esta loco. Aléjate poli…. A - LE - JA - TEEE. Aunque mi mente grite mi cuerpo como siempre va por libre y me sorprendo cerrando mi mano sobre su cuello para que no se acerque más. Algo pasa. Una extraña atmósfera se crea entre los dos. Hasta casi puedo escuchar los chispazos entre la respiración agitada de él y la mía.  Maldigo mi estampa porque el tiene excusa, esta medio pedo ¿pero yo? Siento como traga bajo la palma de mi mano, noto sus latidos y el calor de su piel comienza a calentar mis dedos, mi brazo, mi hombro y baja hasta centrase entre mis piernas. Una imagen estalla en mi cabeza. Mi boca abierta sobre la suya. Mierdaaaaaaaaaa. Vishous hostias SUEL - TA - LE.  Que obediente. Doy un paso atrás separando mi mano de su garganta sin dejar de mirarle a los ojos. Es el whisky el que le hace acercarse así. No le culpes Vishous, eres un jodido degenerado. ¿Qué es lo que te empuja a ti? Cállate mierda. ¿Estoy discutiendo conmigo mismo? Desvío la mirada al suelo. ¿Quedara algo más para beber? Necesito un puto trago.

¿Será tan compresivo como lo fue ayer? ¿Me tocara así como lo hizo con Hollywood? No lo digas…. No… QUE TE CALLESSSS*

- No juegues detective o te quemarás, soy, incluso, más peligroso que la Bestia de Hollywood.

*….tarde, lo has dicho. Bueno Butch no parece entender nada, y mañana ni se acordara. Comienzo a recoger los cristales con cuidado porqué este capullo anda descalzo y entonces empieza a reír sin motivo ninguno. Resoplo de nuevo. Por lo menos no le da por llorar como a otros cabrones cuando beben pero como vuelva a vomitarme en las botas le parto la crisma. Aun no ha llegado a ese punto de embriaguez… creo. Sigue riéndose y le miro interrogándole pero le da más fuerte aun. No voy a preguntar, no quiero saber que le hace tanta gracia. Me encanta oírle reír pero esta vez siento como si por un momento hubiera sido capaz de ver mis pensamientos. Y mierda, no le daría la risa… ¿o si? Con un vaso hasta arriba de Gosse me dejo caer en el sofá a su lado. Las risa se le va apagando y se que me esta mirando.*

- Necesito algo de ti.

*No giro la cabeza aun. Doy un trago, dos…. Y entonces le miro a los ojos. Antes de preguntarle qué necesita puedo ver algo en ellos que no había visto hasta ahora. Nada relacionado con el rechazo de Marissa o con la novedad de vivir con una panda de vampiros en guerra con los jodidos desteñidos a las ordenes del mal personalizado en el Omega. Nada que ver con la sorpresa de ver algo parecido a un dragón y no en pantalla grande o de presenciar desmaterializaciones y colmillos. Ese algo que hoy le ha hecho beber es una herida que no cierra en su interior, muy antigua y no se que hostias es. Quizás si le pregunto hoy hable… Por partes.*

- ¿Qué necesitas?

*Se gira dándome la espalda y baja la toalla enseñando el extraño tatuaje que ya vi ayer en la ducha. Vaya, quizás no me haga falta preguntar. Lo que le tiene asi y lo que estoy viendo esta relacionado. El vaso con Gosse se queda a medio camino de mis labios cuando me dice:*

- Solo que tú tatúes una línea más ahí.

*El licor esta a punto de caérseme de la mano, con los ojos clavados en el final de su espalda y el inicio de la raja de su culo. Dejo el vaso en la mesa y me enderezo en el sofá y retiro la mano cuando me doy cuenta que casi toco las líneas negras marcadas en su piel. Silencio. Gira la cabeza por encima de su hombro y levanta las cejas. Le miro los ojos brillantes… esta medio bebido y hace nada se reía como un loco, pero esto no es una broma.*

- Hace mucho que no tatúo. ¿Cómo sabes?

- Te oí ayer con Z. ¿Puedes hacerlo?

*De repente me habla como si estuviese completamente sobrio. Siento que esto es demasiado importante para el y total, tan solo es una jodida línea. Vuelvo a mirarle la espalda y asiento terminando la bebida de golpe.*

- ¿Qué significa?

*Se sienta bien en el sofá y suspira revolviendose el pelo. Mala señal. Me mira la sien y después la mano enguantada y sonríe de medio lado repitiendo la pregunta que acabo de hacer.*

- ¿Qué significan?

*Que cabrón. Captado. No quiere hablar si no lo hago yo también. Aunque su tatuaje sea opcional y se lo haga porque quiere, creo que le marca tanto el alma como a mí los míos. El no puede dejar de hacérselos y yo no puedo quitármelos. Esta bien…. ya hablara… lo hará, cuando tenga la aguja clavada en su piel y me niegue a seguir. Me levanto decidido antes de que me arrepienta de acceder a la petición del poli y cojo dos taburetes de la cocina y los pongo uno detrás de otro bajo la zona más iluminada del salón. Entro en mi habitación y cojo las cosas necesarias y cuando vuelvo Butch esta sentado del revés en el taburete, con las piernas abiertas y tiene los codos apoyados en el respaldo bajo. La toalla apenas tapa su trasero y amenaza con resbalarse del todo mostrándome sus nalgas separadas por la posición. Desplazo los ojos a su espalda arqueada, a sus brazos, al vello que asoma bajo su axila. Oh oh. Pensé que era mejor opción estar sentados que usar el sofá, o peor una cama, pero mierda puta… si le digo que se vista va a ser peor.

Acerco la mesita de centro y dejo los utensilios sobre ella obligandome a despegar los ojos de su cuerpo. Inspiro con fuerza y paso una pierna por encima de la silla y me siento. Acerco el taburete y ….ahhhhhh. Mi cadera hace un movimiento involuntario y en mi cabeza me veo en la misma posición empujando de la misma manera, hundiendo mi polla en su culo hasta el fondo. Joderrrrrrr. Me pongo duro al instante.

Me levanto como un resorte y desaparezco en el baño. No se si voy a poder hacerlo. Solo es una línea pero es que aunque tan solo fuera un punto…. Mecawenlaputa, el corazón me va a toda hostia y el hormigueo en el bajo vientre me va a matar. ¿Porque me pongo así?… Desde que vi en el campamento de El Sanguinario todo tipo de vejaciones y violé a un macho, ver el culo a uno desde luego no me excita una mierda.  Y aunque llevo a veces a hombres para mis sesiones en el ático casi siempre uso juguetes con ellos y no puedo siquiera ponerme duro hasta que sus gritos se convierten en jadeos y suplican que se la meta.

Resoplo y meto la cabeza debajo de agua fría del lavabo. Tengo al poli esperando, me ha pedido que se lo haga yo, que le marque una línea sea lo que sea que signifique eso y aquí estoy pensando… Si supiera lo que me pasa por la cabeza saldría corriendo de aquí y no pararía hasta llegar a Alaska. No despiertes a mi bestia Butch… Pfff… si es que se despierta sola hostias… *

- Vishous..

*Su voz llamándome me hace centrarme. Esto es importante para el y confía en mi. Decidido a mantener a la bastarda de mi polla y a mi mente sucia a raya me seco la nuca y agarro una cuchilla de afeitar. Salgo y de nuevo me siento tras el ignorando el dolor de mi entrepierna. Me coloco unos guantes de látex y pongo la palma de mi mano en el inicio de su espalda empujándole ligeramente para que se incline hacia adelante.*

- Empecemos poli… No te muevas.

*Inspiramos profundamente los dos y comienzo a rasurar la zona. Paso la cuchilla con cuidado, lo único que me faltaba es que le corte. Tiene un ligero vello oscuro, debe ser suave al tacto y delante la mata de pelo que cubre su sexo seguro es…. Vishous joderrrrr. Desinfecto la zona y pongo en marcha la pistola de tatuar. Cuanto antes acabe antes podré hacer…. no se, follarme a una o dos en el Comodore, debo avisar a Fritz aunque la verdad tampoco me entusiasma la idea, pero es eso o machacármela pensando  el culo del poli, y me niego.

La aguja se clava en la piel y comienzo a perfilar la línea vertical. Me parece haber contado 25. Esto es un recuento pero ¿de que? El poli no se mueve y a pesar de ello tengo la otra mano en su cadera, con el pulgar estirando la piel y con el resto de los dedos hundidos bajo la toalla, tocando su nalga. Me obligo a subirlos en dirección a la cintura. Mierda santa que él no se de cuenta de nada. Es necesario tocarle si no quiero que se mueva ¿no? Ahora es el momento Vishous.*

- Detective, ¿No me digas que eres de los que cuentan a los hijos putas que has mandado al infierno?

*Separo la aguja esperando que me responda pero solo obtengo un escueto no.  Como no dice mas apago la pistola*

- ¿Qué son estas líneas? ¿Me los dirás?

*Gira la cabeza y me mira. En sus ojos hay un inmenso dolor. Apenas deja escapar la voz*

- Años.

*Asiento y retiro el pelo de mi frente dejando ver mi tatuaje aunque lo conoce de sobra. El ha confiado en mi.*

- Lenguaje antiguo…. Es una advertencia… y tengo más.

*Vuelvo a encender la maquina para darle a entender que no le dire una puta palabra mas. Y no pregunta. Sin embargo comienza a contarme porque marca una línea por cada año que pasa. Sus palabras actúan como bromuro en mis venas bajándome el calentón al instante. Y la presión viaja de mi testículo al centro de mi pecho. Acabo el tatuaje limpiando la sangre y la tinta y tapándolo con unas gasas con cuidado. Me quito los guantes, me levanto y el poli se gira mirándome con una expresión de angustia que me encoge el alma. La cantidad de whisky que ha bebido no ayuda a su estado de ánimo. No digo nada. Me quedo callado. Quizás en otro momento en que este mas despejado pueda darle dos hostias por sentirse culpable con lo que sucedió. Marcar líneas en su piel para recordarlo cada año es algo dañino y yo acabo de ayudarle con ello. Me siento como la mierda, lo de ver su culo y desear follármelo ya es lo de menos, siempre he sabido que soy un degenerado. Pero ¿como cojones hacerle ver que no es culpable de nada cuando yo mismo día tras día me miro la cara, la mano y mi cuerpo tatuado y me doy asco de mi mismo.? Buena pareja hacemos el detective y yo.

Pongo la mano en su hombro y aprieto ligeramente. Esconde la cabeza entre los brazos y me da las gracias. Crispo la mano a milímetros de su pelo, aguantándome las ganas de acariciarle el cabello y tirar de el para levantarle la puta cara y arrasar su pena con mi boca y mi lengua. Si le toco de esa manera creo que hasta podría ver al duro irlandés explotar y liberar su culpa con lágrimas. Quién sabe…. quizás  me vomitaría de nuevo en las botas y esta vez no tendría la culpa la cantidad de alcohol ingerido.Y no podría soportarlo. Ni lo primero ni lo segundo.*

- Ve a dormir poli. Descansa y mañana…. Podrás quitar la venda de tu espalda.

BUTCH


*Apenas hay luz, supongo que el que su vista sea mejor que la mía ayudará… espero ¿Cómo será eso de ser un vampiro? ¿Verán en la oscuridad tipo gafas de visión nocturna? Hummm En blanco y negro seguramente porque no sé donde leí que los colores solo existen cuando hay luz. Frunzo el ceño. ¿Significa eso que mi camiseta azul solo es azul cuando hay luz sobre ella? Oh joder O´Neal, se te está yendo la cabeza macho, céntrate un poco cabrón, no debí beber ni esa primera copa. Me llevo la mano a la frente frotándome entre los ojos y revolviéndome el pelo ¿Cómo será ser uno de estos Hermanos? ¿Cómo será pertenecer a algún lugar de ese modo?. Bajo la mano hasta mi pectoral izquierdo pasando los nudillos por él. Supongo que debe estar bien eso de luchar por algo, por alguien, de tener un objetivo en la vida, de sentir que siempre tendrás quien te cubra las espaldas, y joder, no debe estar mal vivir años y años sin palmarla ¡Qué cojones!, solo por eso ya hay algo que me hace pensar que es injusto. Me giro para mirar la sombra de V que se dibuja en la puerta del baño. ¿Qué coño está haciendo? ¿Meando tinta o qué? Me llevo la mano a la espalda acariciando las líneas de mi piel, veinticinco rayitas, soy como un código de barras, si fuera un vampiro acabaría pareciendo una cebra… ¿Doscientos años de tatuajes? La hostia, más me valdría buscarme otro método para recordar, Jesús, María y José, que santa manera de divagar, nunca debí ver “Entrevista con el vampiro” ni yo soy Brad ni V es Tom.

- ¿Vishous?

*Miro por encima de mi hombro y un solo vistazo a la expresión de su cara me hace salir de nuevo de la bruma de ebriedad que me envuelve. No puedo evitar pasar la vista por los tatuajes de su sien y de su brazo ¿Qué serán todos esos símbolos y cuanta más superficie de su cuerpo estará pintada? El recuerdo de Zadist y él hablando en las duchas la noche anterior estalla de pronto en mi cerebro. Lo primero que me llamó la atención cuando entraron sin fijarse en mí fue la gran diferencia entre uno y otro vampiro. Ambos eran altos de hombros anchos, pero donde V era fuerte, robusto y musculado, Z era un saco de huesos flaco y paliducho… claro que un vampiro moreno debe ser una aberración, aunque ahí está Blade… Alto ahí Brian O´Neal, cálmate machote y no divagues más. Ver al tenor frotar su cuello hasta hacerlo sangrar mandó una punzada de compasión directa a mi pecho, algo que jamás reconocería ante él porque valoro mi vida, finita y humana, pero mía y no quiero que acabe a manos de ese perturbado mental que sería capaz de hacer un lazo a mis pelotas y mandarme de vuelta a Boston por Navidad. La congoja que sentí al verlo temblar ligeramente mientras rascaba una y otra vez su piel aun me pone los pelos de punta porque ¿Qué puede lograr que alguien como él tiemble de ese modo? ¿Qué clase de bagaje emocional carga para ser como es? Por el contrario Vishous se duchaba de cara a la pared, no daba del todo la espalda a Z pero parecía cubrirse de tal modo que me pregunté si sería tímido con respecto a mostrarse desnudo ante los demás. Yo no tengo pudor alguno, demasiados años en el cuerpo duchándome delante de todo dios como para sentir vergüenza alguna, pero ¿Quién sabe? Todo es posible ¿No?. Pasaba las manos por su cuerpo  húmedo y enjabonado. Por segunda vez, el ver aquella mano completamente cubierta de tatuajes y ligeramente brillante me sumió en una especie de dejà vú, no pude apartar mis ojos de ella mientras restregaba su cuerpo eliminando la espuma, mientras se hundía en su pelo extendiendo el champú, aquellos extraños símbolos no debían ser un orgullo puesto que los tapaba todo cuanto podía.
El sonido de un taburete al arrastrarse me saca de mi ensoñación, siento el calor corporal de mi amigo tras de mí, apoya la palma de su mano enguantada en mi espalda empujándome despacio para que me incline ¿Latex? ¿Se puso un guante? Vaya, no imaginé encontrar un chupasangre hipocondríaco o con temor de agarrar alguna enfermedad humana ¿Acaso podría contagiarse de algo él?*

- Empecemos poli.

*Descanso los codos en mis rodillas y noto la cuchilla pasar rasurando la zona a tatuar. Sin una sola palabra más apoya la aguja en mi piel, el sonido bajo y constante de la pistola llena el salón y el escozor familiar se vierte sobre mi dejándome absolutamente inmóvil, las yemas de sus dedos rozan mi piel erizándome todo el cuerpo, su aliento cálido roza mi nuca haciendo que me tense involuntariamente, santa mierda, así tan cerca de él puedo olerle, una extraña mezcla de sudor y tabaco turco llena mis fosas nasales, no arrugo la nariz como tengo que hacer joder, por el contrario inspiro más profundamente y aprieto mis manos en dos puños. Respiro con fuerza, mis músculos tensos, mi garganta repentinamente seca, siento como una gota de sudor brota de uno de mis poros, resbalando por mi columna. Puto alcohol y puto celibato, llevo tanto tiempo sin echar un polvo que ¡¡¡el más mínimo contacto me está haciendo sudar!!!! Miro mi entrepierna y suelto un enorme suspiro, borracho pero no gay, joder que susto Virgen Santa. De pronto la pistola se aparta y un paño limpia la zona de sangre y tinta. Me pregunta por las líneas y joder que hasta para la pistola el imbécil, ¿De verdad piensa que es una amenaza dejar a medias el tatoo? Antes de darme cuenta le he respondido y de paso un nuevo dato sobre su misteriosa vida: Sus tatuajes son una advertencia. ¿A qué? ¿Y dónde tiene más de ellos?. No pregunto porque se lo suficiente de fantasmas como para respetar. Continúa trabajando en mi espalda, puedo notar como repasa algunas de las otras líneas despacio, metódicamente, dejo los codos nuevamente sobre las rodillas y sin saber cómo o porqué las palabras comienzan a escapar de entre mis labios*

- Una de mis hermanas se llamaba Janie *carraspeo al sentir que se me rompe la voz* Era tan hermosa… Aun si cierro los ojos puedo escuchar el sonido de su risa, su voz al llamarme *miro hacia la pared sin ver una mierda, viajando al pasado entre mis recuerdos, a un día como otro más de los miles que compartíamos, de los millones que teníamos por delante. Su pelo agitado por la brisa, su mano en la mía, su dulce sonrisa y sus ojos brillantes de amor al mirarme.
“- Somos hermanos Brian – Su voz suave reverberando en mi conciencia -  Nada podrá cambiar eso. Nunca. Pase lo que pase siempre seremos tú y yo”
Hostiaputaaaa. Trago saliva, en un vano intento por deshacer el nudo de asfixiante angustia que tengo en la garganta y aprieto la mano en un puño hasta que me duelen los dedos, porque juraría que puedo sentir mi piel arder con el tacto aterciopelado de la suya en mi áspera palma. Joder joder JODERRR Inspiro profundamente, expirando despacio, con calma al sentir la zozobra anegarme por completo, como una riada inesperada y brutal, la ansiedad de la espera, una llamada, una pista… la mirada en la puerta cerrada, aguardando, deseando verla aparecer… la vista perdida en el reloj y en las agujas que pasan lentamente, en un tic tac monótono, banda sonora de la desesperanza más absoluta. La culpa, abrasadora, impenitente*

- Yo tenía una responsabilidad con ella, era… ella era… *aprieto los dientes porque no será delante de él que yo me derrumbe, nunca lo he hecho y no lo haré ahora* Por mi culpa ella ya no está, hace veinticinco años se la llevaron, la raptaron, la violaron y la mataron. Fin de la historia.

*Siento la rigidez de su cuerpo, ¿Se sentirá defraudado? Igual esperaba algo mejor de mí, que hubiera hecho algo, que la hubiera cuidado, que hubiera impedido que pasara aquello… Su mano en mi hombro, un ligero apretón y  aguanto la respiración hundiendo la cabeza entre los brazos*

- Gracias Vishous.

*Sigue inmóvil tras mi espalda, solo escucho mi corazón palpitar en mis oídos lo que parece una eternidad antes de que se marche. Me paso las manos por la cara suspirando y, aunque la botella de Lag parece hacerme guiños desde la distancia me levanto, dejo la toalla en la silla y me voy a mi habitación para tumbarme boca abajo sobre la cama. Solo espero que mi vida empiece a ser de utilidad a alguien, es mi último pensamiento antes de  que el sueño me gane*


VISHOUS

*Llego a la mansión con Phury y Z, Thorment se fue a casa con su shellan. La patrulla  ha sido tranquila, ni rastro de los jodidos desteñidos. Tras informar al rey acabo en La Guarida. Esta vacía. Me ducho y enciendo los ordenadores para ampliar la información que conseguimos esta noche. Tras un rato trabajando miro el reloj. Las nueve menos cuarto de la mañana. No tengo sueño joder y desde luego necesito ver al poli antes de acostarme. No hemos intercambiado ni una jodida palabra desde el día anterior cuando le tatué la línea en la espalda. Casi mejor así porque aun no acepto lo que paso allí. Siempre he sabido que no soy un macho al uso. Ni mis gustos, ni mis necesidades ni mi mierda de pasado ni el puto futuro que siempre imagine. Y cuando vives con eso y estas conforme con lo que será, resulta difícil aceptar que todo haya cambiado al aparecer  Butch O´neal en mi vida. Humano, policía, cabrón… que mierdas estas haciendo en mi cabeza. Todo estaba jodidamente bien hasta que apareciste. Me levanto y me enciendo el cuarto liado mirando la botella de Goose en el mueble bar. Me llama la hija puta. Niego con la cabeza y me dejo caer en el sofá calándome la gorra de los Red Sox hasta las orejas. Vamos a pensar con claridad Vshous.

Siempre he estado a gusto con mi independencia. Nada de responsabilidades ni preocupaciones mas allá de tener a salvo mi culo  y el de mis hermanos de los restrictotes y mi polla y mis demonios descansados con las sesiones en el ático, Y ahora… ¿Qué? Llega este jodido cabrón, no solo se me aparece en mis sueños, en mis putas visiones sino que es real. Humano. Sólido… demasiado sólido. Se hace hueco en mi puta y tan planificada vida, con su risa, con su manera de ser, con su nobleza, con sus pelotas joderrr y ahora con sus traumas. Y tan solo quiero estar con él, pelear con él, protegerlo, beber y pasar los días y las noches con él.

Bueno tampoco pasa nada ¿no? Un muy buen amigo, mas que Rhage, una relación diferente. Algo parecido a una amarga risa se me escapa de la boca. Si que pasa …. hostiasss. Porque siento miedo, angustia y una terrible preocupación y es qué se que para él es parecido, pero no igual. Soy importante pero el cabrón no se excita cuando me mira. Y tu Vishous… tienes pensamientos sucios…  muy sucios. Resoplo y me levanto como un resorte saliendo de allí. Seguro que esta en el gimnasio. Me dirijo con grandes zancadas allí mientras mi jodida materia gris sigue dando vueltas a lo mismo. Difícil ignorarse a uno mismo. Quizás sea algo pasajero. Es la primera vez que comparto tanto con otro persona. Y estoy confundiendo las cosas. Mi cabeza no funciona muy bien, mi jodido padre se encargo de eso así que puede que esa sea la causa de mis pajas mentales. Cuando entré en la Hermandad, después de pasar décadas solo, les considere mi familia porque nunca en mi vida me había sentido parte de nada. Ahora siento que para el irlandés soy muy importante. Pero no así de importante imbecil. Y estoy confundiendo las cosas.

Llego al gimnasio y entro en silencio. Al fondo esta el animal de Rhage levantando pesas con los bíceps a punto de reventar. Veo la espalda desnuda del poli. Esta retorciendo la camiseta entre las manos y eso es síntoma de nerviosismo. El cabrón aun se preocupa por Hollywood. He venido a buscar a Butch pero ahora que estoy aquí no se que decirle. Ven a La Guarida conmigo…. sino no puedo dormir. Naaaaaa. Me quedo hipnotizado con su espalda. Gracias al entrenamiento se esta convirtiendo en un tractor el mamón. Ayuda al rubio con las pesas y se ve que este me lee el pensamiento porque dice:*

- Te estas poniendo en forma policía.
- Oye, ya esta bien de bromas. –*Contesta Butch con esa sonrisa que transforma su cara.*-Nada de tirarme los tejos. No dejes que esa ducha que tomamos juntos se te suba a la cabeza.

*¿Por qué no me hace gracia? No me hace puta gracia. En mi cabeza vuelvo a recrear lo que paso y mierdaaaa. Cierro los ojos y les sigo escuchando en las sombras. El agua corre entre las nalgas del poli… sus manos frotando el pecho del otro,  sus piernas entre las de Rhage… ¿Qué estoy haciendo?. Estoy a punto de gruñir y se darán cuenta que estoy escuchando furtivamente. Comienzan a hablar de hembras. A tomar por culo la imagen.*

- Me muero por Marissa. Ella no quiere verme. Fin de la historia…

*Te jodes cabrón…. Santa mierda, si al final rugiré. Aprieto los puños mientras el detective habla de como ha estado rondando la casa de la hembra, escondido entre los matorrales bajo la ventana de su alcoba. Esto va empeorando. Me anoto mentalmente darle dos hostias…. Esto es lo que pasa cuando permites a alguien controlar tu polla y tu cabeza. Resoplo porque es peor cuando permites llegar a otro a esa parte muy dentro de ti a la que nadie ha llegado nunca. Y ese cabrón esta ahí…. Esta ahí dentro. Y aquí estoy yo, merodeando, escondido y espiando, escuchando furtivamente y mirando al poli semidesnudo hablar de Marissa. ¿Quién es más patético? Lárgate Vishous.. ya. Necesito un liado. Solo un poco más… quizás hable de ti… Hostias Vishous, lárgate a dormir de una puta vez. Pero mis pies no me obedecen. Siguen hablando del macho civil al que encontraron medio muerto y de las hembras asesinadas. El irlandés tiene una muy buena teoría, jodido detective… es bueno.. muy bueno. Rhage le escucha con atención y pregunta.*

- ¿Le has contado a Wrath y a Tohr todo esto?
- No.
- Deberías hacerlo.
- No se hasta que punto involucrarme, ¿entiendes? Es decir, no quiero meter la nariz donde no debo. No soy uno de vosotros.

*Dejo de mirar mis botas de combate para clavar mis ojos en el rostro del poli cuando le oigo decir eso. Se que Rhage no va a defraudarme y menos después de lo que Butch ha hecho por él. Sonrío cuando le oigo decir.*
- Pero estas con nosotros. O, por lo menos, eso fue lo que dijo V.
- ¿Dijo eso?
- Si.. Por eso te trajimos aquí con nosotros en lugar de… bueno, ya sabes.
- ¿Ponerme bajo tres metros de tierra?

*Butch sonríe. Y mierda puta, lo mismo hago yo como un jodido adolescente. Soy un bastardo incapaz de hablar y abrirme a nadie. Solo a él le he mostrado una mínima parte de mi.. una mínima, solo a él le he permitido acercarse tanto aunque no tenga ni puta idea de la mierda que me esta haciendo. Pero me es imposible decirle “estas con nosotros.. estas conmigo”… aunque el sabe. ¿Acaso las palabras son mas importantes que los hechos?*

- No es que no hubiéramos disfrutado haciéndolo. Bueno, excepto Zsadist. De hecho, no, él no disfruta con nada… La verdad es, policía, que has llegado a ser…

*Doy un paso al frente saliendo de entre las sombras. Si. A veces las palabras son importantes, y aunque mi cerebro no haya dado la orden las palabras salen de mi boca acabando la frase de Rhage.*

-…. a ser uno de los nuestros…

*Ambos se giran sorprendidos al oírme. El efecto sorpresa a tomar por culo. Thorment entra como una tromba abroncando a Rhage y mierda si se de lo que habla porque el poli y yo nos hemos quedado enganchados de las pupilas, acompañados de los gritos de T. Hubiera preferido un coro de violines pero que cojones… lo he dicho ¿no? Susurro*

- Trahyner

*El poli sonríe a pesar de no entender una mierda pero la tensión entre Rhage y T crece hasta el punto de que debemos intervenir. El poli agarra a Hollywood que esta a punto de lanzarse a por Thorment cuando dice que si no borra la memoria a la humana de la que se ha encaprichado, intervendrá. Me coloco al lado del hermano. El rubio no puede ser tan entupido como para desobedecer una orden del rey pero mierda puta, hasta le puedo entender. Lo que no quiere decir que vaya a permitir que Hollywood agreda a Thorment por hacer su trabajo. Parece que llegan a un acuerdo y Rhage se dirige a las duchas mientras T vuelve al despacho maldiciendo. Butch se levanta y recoge su camiseta del banco aunque no se la pone. Esta completamente arrugada y sudada.*

- ¿Estabas escuchando Vishous?
- No.- *Miento como un cabrón y el poli tuerce la boca mirándome.*
- ¿Soy uno de los vuestros?

*Me quedo mirándole. ¿Lo necesita oír de nuevo? Jodido sordo*

- Eso dije ¿no?

*Me dirijo a la puerta del gimnasio sintiendo los ojos del poli clavados en la nuca.*

- Acompáñame. Te quiero enseñar algo.

*Se coloca una toalla en el cuello y me sigue en silencio. Giro a la derecha y llego a unas escaleras. Butch se detiene.*

- ¿Dónde vamos?
- Baja.

* Frunce el ceño pero pasa junto  a mí bajando hacia el sótano. Voy encendiendo las luces mentalmente. No se porque cojones le llevo allí ni que le quiero enseñar, solo se que necesito hacerlo y lo voy a hacer. Dejamos atrás cuartos de almacenamiento y la sala de la caldera hasta llegar a mi taller de forja. Cuando entramos Butch comienza a estudiar todo como si fuera el escenario de un crimen. La habitación de unos cincuenta metros cuadrados tiene las paredes de cemento pintadas de blanco. Enciendo las decenas de velas negras dispuestas en desorden mientras me quito la cazadora quedándome con una camiseta negra sin mangas. Le veo acercarse a una pesada mesa de roble donde están dispuestas una serie de dagas en distintas etapas de creación. Unas con empuñadura otras casi terminadas. Coge una de ellas y la observa con detenimiento. Enciendo el horno y meto una hoja de acero.*

- Este es mi taller de forja. Casi nadie viene aquí.

*Con la daga aun en la mano me mira a los ojos acariciando el acero que aun esta sin afilar.*

- Es increíble lo que haces…. Solo con tus manos…

*Tuerzo la boca y algo parecido a una risa brota de mi garganta. Ahora se lo que le voy a enseñar. Me enciendo un turco y los aromas se mezclan en la estancia. El olor a madera del tabaco, el olor acre del metal junto con el de la cera de las velas. Este lugar huele a mí y al poli le debe gustar porque inspira con fuerza. Con el liado en la boca agarro unas tenazas y retiro el acero al rojo del horno colocándolo sobre el yunque. Comienzo a golpearlo con el pesado martillo, dándole forma. El irlandés se coloca frente a mí sin importarle las chispas que saltan. El cabrón esta sin camiseta y quizás alguna viruta candente le queme la piel. Si eso ocurre me gustaría pasar la lengua por…. Vishousss hostias. Doy un ultimo golpe bestial con el martillo y hundo el acero en un caldero lleno de arena brillante girándolo despacio.*

- Pásame ese trapo detective.

*Me alcanza el grueso trapo y lo uso para limpiar la hoja. La pongo en alto para ver las irregularidades y me encuentro con unos ojos avellana que ahora están estudiándome a mí. Tiene el ceño ligeramente fruncido y se que se esta mordiendo el interior del labio. Lo mismo debe hacer ante las pruebas de un caso que no encajan y yo no le voy a dar un caso en el que trabajar, esto va a ser todo un expediente X. Estoy nervioso como el demonio pero totalmente decidido.*

- No te acerques más, ¿si?

*Me quito el guante de cuero negro mostrándole la mano llena de tatuajes que comienza a brillar para resplanceder después. Sube las cejas ligeramente al ver como envuelvo con la maldita mano la hoja de acero y se escucha una especie de siseo. Mis ojos están clavados en los suyos y él no deja de mirarme la puta mano pero no hay asombro en su cara. ¿Que tendrá que ver este cabrón para que llegue a asustarse? No se para que me hago esa pregunta si de sobra se la respuesta. Cuando abro la palma la hoja tiene un color naranja rojizo y vuelvo a golpearla con el martillo.*

- ¿Te duele?

*Levanto las cejas ante la pregunta y niego lentamente con la cabeza. El cabrón se acerca mas y retiro la mano colocándomela tras la espalda*

- Joderrr he dicho que no te acerques. -*Le gruño enseñándole los colmillos. El poli es listo y no presiona más. Se retira unos pasos y se apoya en la mesa de roble cruzándose de brazos.*

- Si haces eso con el acero…. ¿que puedes hacer a un hombre?
- Matarlo. No quieras verlo, no es agradable.
- Bueno… lo que yo veo es que tienes un arma de destrucción masiva …. en tu mano. Ni dagas, ni Glocks ni leches… Es… la puta hostia.

*El idiota sonríe y mira la palma de su mano, la abre, la cierra y la estira hacia mi como si fuera un superhéroe haciendo un ruido extraño Fiuuuuuu. Mierda puta será gilipollas... No se porque pero me río, Arrrrrrr. Este jodido irlandés es capaz de hacer que te partas el culo aunque tengas los intestinos fuera del cuerpo o se te dispare la Beretta en un pie.*

- No Butch… es una puta maldición y así me lo recuerdan la mierda de tatuajes de mi cuerpo. No puedo tocar a nadie sin el jodido guante… a nadie.

*Esto último lo digo mirándole a los ojos a la vez que vuelvo a cerrar la palma sobre el acero. Y entonces ocurre. El poli se queda pasmado viendo mi ojo izquierdo, el que esta rodeado por los tatuajes. Se que se ha puesto totalmente negro al expandirse la pupila e inundar el iris y la parte blanca del mismo. Pero yo no le veo a el. En mi cabeza de nuevo se repite la visión.. la palma de mi mano refulgiendo y brillando sobre su abdomen, moviéndose mas abajo… cerrándola sobre su polla completamente dura… y mierda puta, el poli no esta muerto… esta demasiado vivo. Joderrrr. Todo mi cuerpo se estremece y dejo caer la hoja de acero y el martillo al puto suelo. Butch se mueve hacia mí. Estiro la mano inocua hacia el.*

- QUIETOOOO. No te acerques…

*Ahora si que tiene cara de asustado. ¿Joder habrá notado algo? Sabe que tengo visiones y son tan vividas para mí que doy gracias al holgado pantalón de algodón porque tengo una erección del quince. Me doy la vuelta y me pongo el puto guante acercándome a un lavabo tras la puerta. Meto la cabeza bajo el grifo. Mala idea haberle traído aquí… muy mala. Cierro el grifo y noto al irlandés detrás de mí. Me coloca la toalla en los hombros y tras unos minutos me atrevo a darme la vuelta. Mi ojo vuelve a ser normal, bueno, todo lo normal que puede ser.*

- ¿Qué has visto V?
- Nada.

*Aprieta los puños y la mandíbula aguantándose las ganas de darme un puñetazo. Dámelo poli, a mi me gustaría golpearme con el jodido martillo.*

- ¿Que significa Trahyner?

*A eso si puedo responderle ¿no?. Si no lo hago se lo preguntara a cualquier otro. Comienzo a recoger todas las cosas y voy apagando las velas.*

- Dijiste que era uno de vosotros y me llamaste eso. ¿Qué quiere decir V?

*Abro la puerta y la sostengo para que salga del taller. Resopla y se queda parado frente a mi en el vano de la puerta.*

- Dímelo V. ¿Qué cojones significa?

*Nos miramos a los ojos. Tiene una cara de cabreo que no se la aguanta porque sabe que si no quiero hablar ni los puños son capaces de hacer que pronuncie una puta palabra. Pero le traje aquí por algo. Quise mostrarle parte de lo que soy, lo que pasa con mi mano, con los tatuajes y que hostias…*

- Amigo muy querido poli. Eso significa.

*Su expresión cambia por completo y su cara se transforma con esa enorme sonrisa que hace juego con su nariz torcida. Y despistado como estoy en la curva de sus labios me pilla por sorpresa el ligero puñetazo que me pega en el estomago.*

- Ya me habías asustado… pensé que me habías llamado bastardo, hijo de perra o algo similar.

*Sonrío yo también*

- Bastardo, cabrón…. hijo de mala perra…. Trahyner.


BUTCH


*Tumbado en la cama, con las manos bajo la cabeza, la vista clavada en el techo y el sonido de los juguetes de mi amigo al otro lado de la pared como única compañía, no puedo evitar que mi mente se pierda en los recuerdos de la noche anterior.
La vida está formada de pequeños instantes que hacen que nos sintamos parte de algo más grande que nosotros mismos.
Yo no suelo sentirme así y mucho menos cerca de otro ser humano, bueno, de otro ser a secas.
Pero el momento en que mis pasos me guiaron tras él a “su lugar” a aquellas escaleras que bajaban a un infierno de calor que olía como él y vibraba como él… en ese momento me sentí en paz conmigo mismo como rara vez antes he estado.
Su forja consiguió ponerme la piel de gallina, ¿O fue él? El calor sofocante, el olor picante del turco y el metal, el sudor brotando de su sien, resbalando por sus tatuajes hasta su mandíbula, el modo en que golpeaba la daga dándole forma y su mano brillante dejando la hoja al rojo vivo, el sonido de su voz al pronunciar aquella palabra que hizo que se me encogieran las tripas… Esa familiaridad con que creaba con sus propias manos una hermosa daga, sus dedos eran verdaderamente tiernos al tomar el metal y hacer magia con él.
Resoplo cerrando los ojos.
El recuerdo de la piel brillante y tatuada de V se filtra en mi cabeza y casi puedo oír su voz “Lenguaje antiguo… es una advertencia… y tengo más”
¿Una advertencia de qué? Algo así como ¿“Si me tocas estás frito”?. ¿Le dolerá cuando brilla de ese modo? ¿Se sentirá marcado y maldito? Levanto mi brazo mirándome los dedos encogiéndolos y estirándolos, una mano normal, unos dedos normales, una piel normal. Mi lengua roza inconscientemente el filo de mis dientes lisos, de mis colmillos sin puntas afiladas y suspiro tocándome el ojo con la yema del pulgar, Jesús, María y José, la manera en que la pupila de V se dilataba y contraía de aquella extraña forma aun hace que un insólito hormigueo me encoja las tripas ¿Qué vio? ¿Qué imágenes pasaron por su cabeza y por qué sentí que tenían que ver conmigo?
Un ruido en el exterior hace que me incorpore agudizando el oído, falsa alarma.
Vuelvo a tumbarme maldiciendo entre dientes, todos los hermanos se largaron hace una eternidad, los vi salir vestidos de negro, con capuchas y descalzos, como una jodida secta ¿Dónde iban? ¿A qué? Phury llevaba un enorme saco sobre el hombro que lanzó al maletero del Escalade antes de que entraran todos en el coche, ninguno hablaba, solo la voz de Hollywood rompió el silencio un segundo antes de que la puerta trasera se cerrara tras él diciendo “Por dios hermanos, no vais a matarme”.
Abro y cierro los puños pasando mis manos de nuevo por mi cara. ¿Qué mierda fue esa? Apoyo mi espalda en la pared, mis codos sobre mis rodillas, mi mirada perdida en algo que solo yo puedo ver.
Cada día me siento más alejado de todo, de mi humanidad, de lo que ha sido mi vida y de los hermanos porque, pese a las palabras de Rhage y de Vishous, no soy en realidad uno de ellos ni lo seré nunca. ¿Estoy condenado a estar entre dos mundos sin pertenecer a ninguno eternamente? Aquí me siento bien, siento que encontré mi lugar, ese que llevo buscando tanto tiempo, pero ellos se ponen sus jodidas capuchas y se pierden en la noche listos para hacer rituales extraños ¿Beberán sangre en cálices de plata y adorarán a esa mujer menuda que caso a Beth?. Gente extraña… y ya no solo por sus hábitos alimenticios.
Respiro profundamente y me paso las manos por el pelo revolviéndolo. Miro el reloj.
Su puta madre, no avanza el condenado y nadie regresa de donde quiera que estén.
Me muerdo la uña del pulgar y me recrimino mentalmente por ello resoplando de nuevo. Jodida adrenalinaaaa tengo que dejarla estallar de alguna forma y no puedo salir de la mansión ni traer a nadie, por lo tanto el sexo salvaje NO es una opción, aunque cada día barajo más la posibilidad de arrastrarme hasta el One Eye y empezar a probar toda esa gama de mujeres de vida cuestionable que les gustan a V y a Rhage. Cierro los ojos y la imagen de Marissa se mete en mi cerebro con una precisión milimétrica, la cara tapada con las sabanas de seda negra, la boca abierta en un grito de placer, los brazos sobre su cabeza, las muñecas sujetas con mis esposas al cabecero, las piernas separadas sobre el colchón, abierta a mí, su sexo húmedo contrayéndose con la anticipación previa al orgasmo….
GRRRRRR
Mi polla da un tirón y me levanto gruñendo como un animal salvaje. Me giro y golpeo la pared haciendo un pequeño agujero en los ladrillos y llenando el suelo de escayola. Soplo el polvillo blanco que flota cerca de mi cara y aprieto las mandíbulas cuando el dolor lacerante de mis nudillos destrozados me inunda de arriba a abajo. No hay una jodida persona en el recinto con quien engancharme a hostias, ni siquiera el pirado de Zadist que siempre está dispuesto a liarse a guantazos porque, obviamente acabaría matándome, ninguno de ellos me servirá de ayuda.
Agarro el arma y la amartillo comprobando el cargador, tendrá que servir, aunque lo quiero es hinchar a balazos a algo móvil me conformaré con la sala de tiro y las dianas, igual puedo pintarles una sonriente carita… lástima que el arte nunca fue uno de mis dones… tendré que imaginármelo nada más.
Me pongo la gorra y salgo sin más ignorando el gritito de Beth al verme pasar como alma que lleva el diablo hacía la galería en bóxers, con una camisa abierta y descalzo. No hay nadie allí, solo yo y el eco de mi respiración.*


- Me cagoenmiputavidaaaa esto no me va a servir…

*Me coloco en el ángulo de tiro y aprieto el botón mandando la diana al fondo de la sala*

- Cabrones…

*Entrecerrando los ojos y abriendo ligeramente las piernas para repartir el peso, tuerzo los labios en una mueca parecida a una sonrisa, mi dedo acaricia la culata del arma e inspiro. Aprieto el gatillo una y otra vez hasta vaciar el cargador sin un solo pestañeo. Alargo la mano buscando a tientas más munición y recargo el arma sin perder de vista el objetivo ni cambiar la tensión de mi cuerpo. Haciendo crujir los dientes coso a tiros nuevamente al cartón una última vez antes de suspirar y estirarme apretando el botón para que la diana regrese lentamente.
Oh vaya, o lo que queda de ella.
La puerta suena, enfundo la Glock y camino hacia la salida trasera que da a uno de los túneles, el olor a pólvora me persigue cuando cierro tras de mí, no tengo muchas ganas de que nadie sea consciente de mi mal humor…¿O sí? Me clavo en el sitio barajando las posibilidades con la única compañía del tic tac del reloj.

- Por un momento pensé que Z perdería el control.

*La voz de Vishous ahogada por la madera llega hasta mí, es raro como solo su tono me tranquiliza consiguiendo que mi desazón se calme poco a poco. La respuesta me hace fruncir el ceño y tensarme. ¿De qué cojones hablan?*

- Su corte ha sido el más profundo.

*Una serie de disparos ahogan la conversación durante unos segundos*

- Me voy a casa, Wellsi estará preocupada.

*Inspirando profundamente agarro la manija y abro de un tirón entrando de nuevo justo a tiempo de ver a Torh desaparecer por la otra puerta. Vishous sujeta con su mano enguantada la diana que dejé hecha pedazos en mitad de la Galería de tiro, los músculos tensos de su espalda tienen ese extraño resplandor mucho más tenue que el que vi en su mano durante aquel insólito momento en la forja. Se gira casi imperceptiblemente al oírme entrar *

- Buena puntería. ¿Enfadado detective?

*Veo su boca torcida en una leve sonrisa cuando agita el papel. Me paso una mano por el pecho y la otra por el cuello, frotando mi nuca y revolviéndome ligeramente el pelo, iba a mentir pero ¿Para qué? Me encojo de hombros suspirando*

- Cabreado como el demonio, si.

*Su sonrisa se acentúa al dejar suavemente la diana encima de la repisa, agarra una nueva, la coloca dándole al botón, sus bíceps ondulan con el movimiento distrayéndome un segundo hasta que me hostio mentalmente, ¿Qué miras desgraciado? No se gira en ningún momento, nos quedamos ambos en silencio, viendo alejarse el objetivo con el único sonido de los rieles y nuestras respiraciones. Agarra su arma cuando la cartulina llega al final de la galería y tal como hice yo apenas quince o veinte minutos antes vacía el cargador*

- Si eres uno de los nuestros Butch.

*Se da la vuelta y sus extraños ojos se clavan en los míos atravesándome, como si pudiera ver mi mismísima alma si quisiera. Resoplo tratando de quitar hierro al asunto sintiéndome verdaderamente perturbado, puede leerme con demasiada facilidad. Abro la boca enseñándole mis dientes*

- Bueno, mira estos, bien rectitos y planos, nada de enormes colmillos, no necesito ponerme protección solar… mucho menos una bolsa plomada para viajar a medio día, por no hablar de que mi dieta alimenticia no incluye ni por asomo un chupito de A+ diario.



- Nahh yo prefiero 0-

- ¿Perdón?

*Se me escapa una áspera carcajada que dura muy poco cuando mi mente comienza a divagar ¿Habrá diferencia alguna en eso? ¿Será como comer un Big Mac o un Mac Royal? Grrrr me gruñen las tripas al imaginar una enorme y jugosa hamburguesa. Vishous chasquea la lengua y me golpea con un puñetazo amistoso en el hombro*

- No hay diferencia capullo, al menos no por el grupo sanguíneo joder. Aunque no entiendo una mierda de esto, yo me alimento para sobrevivir.

*Carraspea, parece bastante incómodo, como si hubiera confesado algo que no tenía intención de decir. ¿No le gusta chupar sangre? Entrecierro los ojos al ver la herida medio cicatrizada que atraviesa su pecho por la mitad e inconscientemente mi mano se alarga y las yemas de mis dedos rozan la piel lisa y suave de pectoral y la rugosidad de su magulladura. El contacto apenas dura unos segundos antes de que su intensa mirada busque la mía y su mano enguantada agarre mi muñeca separándome de él.
Inspiro bruscamente y esa absurda sensación de angustia se asienta de nuevo en la boca de mi estómago*

- ¿Qué te ha ocurrido? *recordando la conversación que tenía instantes antes con Torh no puedo evitar añadir* ¿Dónde está Hollywood?

*Cierra los ojos un instante y finalmente arquea las cejas y suspira echando mano al bolsillo de su pantalón en busca de un liado y su sempiterno Zippo, apoya el turco entre sus labios y lo enciende dando una honda calada y dejando que el humo envuelva su rostro. Lleva dos dedos de su mano maldita a su frente frotando levemente como si un dolor de cabeza incipiente estuviera a punto de comenzar ¿Los vampiros tienen dolores de cabeza? Finalmente clava sus ojos de nuevo en los míos y se apoya en la pared con los brazos cruzados*

- Rhage ofreció un rythe.

*Chasqueo los dedos con una sonrisa*

- Dudas aclaradas tatuajes… gracias, eres toda una Wikipedia con patas.

*Su boca se tuerce y se acerca golpeándome la espalda y empujándome hacia la puerta*

- Vamos a casa detective, te lo explicaré delante de una botella de Goose.

* Agarro el pomo de la puerta abriéndola lentamente mientras absorbo sus últimas palabras que se derraman sobre mí como el agua sobre un campo seco. Casa... esa palabra empieza a cobrar verdadero significado para mí.*


VISHOUS

*Al final fue algo más de una botella de Goose. Estuvimos durante más de dos horas hablando. Al cabeza dura del poli le costo entender lo que era un rythe y curiosamente me hizo la misma pregunta que Mary.

“¿Te dolió hacerle eso?”

No hizo falta respuesta. Con el detective sobran las palabras demasiadas veces, las preguntas y las contestaciones. Y supo a la perfección cual era mi estado de ánimo. Jodia empatía. No quiso saber los detalles morbosos y aunque yo no hable mucho tan solo escucharle, bucear en sus pensamientos me calmó. Seguimos bebiendo en silencio hasta que tuve que empujarle a su habitación porque el poli corría el riesgo de quedarse dormido y que su cabeza relajada buscara mi hombro. Suficientes emociones por hoy. Grrrrrrr.

Apenas dormí una hora y cuando me toco salir a patrullar con Rhage el cabron tenía mejor cara que yo. Se había recuperado físicamente por completo aunque estaba al límite de reventar emocionalmente y tras una pelea con dos restrictotes perdió el control. Mierda puta Hollywood estaba enamorado hasta las trancas y había decidido no recurrir al sexo anónimo para retener a la bestia. Mala cosa esa del amor hostias. Miro de reojo cada dos por tres al rubio de vuelta a la mansión, esperando ver en cualquier momento su sonrisa de tiburón transformado en dragón. No aguantara mucho más. Le invito a venirse al One Eye. Necesita sexo y del guarro. ¿Quién no? Pero al final acabamos solos Butch y yo alli. Joder yo necesito follar, hasta el poli lo necesita también, liberar la tensión a golpe de cadera penetrando a una hembra sin cuidado, sin palabras amorosas y sin promesas. Y aunque por unos instantes se me pasa por la cabeza buscar a Caith y ofrecérsela al poli para unirme después a la fiesta, pienso que la única que quedaría satisfecha y relajada seria la hembra. Porque no se si el poli estaría cómodo haciéndolo, el no es Rhage y desde luego tener al irlandés con la polla dura cerca de mi no es lo mejor para liberar tensiones. Decididamente hoy no es el día de las buenas acciones. Y tampoco es día de follar. Así que una hora y siete tragos después regresamos a la mansión.

Intentar dormir… patrullar… pelear… vigilar de cerca a Rhage…. hacerlo no tan de cerca al poli…. ese puede ser el resumen de los días “tranquilos” hasta la noche de la fiesta. Parece que el cabrón de Hollywood por fin va a ser feliz con su humana. Veo a los hermanos y las hembras conversar, reír y disfrutar y joder que hasta podríamos parecer una panda de lo mas normal si obviamos el careto de permanente cabreo de Z y mis pantalones de cuero y mi camiseta con un puño impreso en el que sobresale el dedo corazón muy tieso. El poli me miró muy raro cuando apareció con su traje de pijo en la sala del Pit y me vio, pero el cabrón sonrió cuando le dije que era nueva e hice el mismo gesto con la mano.

Miro mi vaso para ver si alguno de estos cabrones me ha echado algo porque joder…. Llevamos veinte minutos jugando al billar y el poli y Rhage nos están metiendo una paliza monumental a Phury y a mí. Con el entrecejo fruncido veo a Butch reclinarse sobre la mesa y colocar el palo. Difícil lo que va a intentar pero con la suerte que tiene esta noche el cabrón lo hace. Desliza el palo entre los dedos suavemente una, dos, tres veces. Seguro que se acaricia así la polla, tocándose el glande con la misma delicadeza que trata el taco, grrrrr. Desde mi estomago unas cosquillas cabronas bajan hasta mi entrepierna y me bebo de golpe la ginebra que queda en mi vaso. Maldigo en lengua antigua y no es por la carambola que acaba de hacer el poli. Mierda puta me han echado algo en la bebida si o si. Desvío mi atención a la humana de Rhage. Esta mirando con adoración al hermano, sonriendo como una tonta y piensa que le gusta esta familia, incluso Z. Veo claros los pensamientos de Mary y no solo esta feliz por su macho sino por el respeto y la cortesía con la que todos la tratamos. Me acerco a su lado.*

- Es por tu manera de quererle.
- ¿De que estas hablando? –Se gira sorprendida ante mis palabras.
- Por eso te adoramos. Y antes de que me digas que deje de leerte el pensamiento, te diré que no tenía intención de hacerlo. Pero no he podido evitarlo.- *Muy serio le miro a los ojos.* – El caso es que por eso te aceptamos. Cuando le tratas bien nos honras a todos.

*Siento un empujón y me río al ver como Rhage me aparta de su hembra*

- Relájate Hollywood. Ella solo tiene ojos para ti. *El cabrón me gruñe y aprieta a Mary contra su costado*
- No lo olvides, si quieres que tus brazos y piernas sigan donde están.
- Es raro. Nunca fuiste un tipo posesivo.
- Eso es porque nunca tuve algo que quisiera conservar. Te toca hermano.

*Me giro y veo al poli sonreírme mientras me dice bajito.*

- Vas a perder cabrón.

*Asiento despacio con la cabeza concentrándome en el juego. Si, creo que estoy perdido ya. Pero la partida queda inacabada porque la bestia de Rhage quiere salir también a divertirse la hijaputa. El hermano esta sufriendo lo insufrible por dominarla, por mantenerla alejada de lo que mas ama y aunque esta vez lo consigue no se puede vivir así. Al límite de la transformación mandamos salir a las hembras y cuando agarro a Mary del brazo para sacarla de la estancia Hollywood clava sus ojos blancos en mi, enseña los colmillos y ruge como una animal. Oh ohhhh. Suelto a Mary y hago un gesto al poli para que no se acerque porque el insensato pretende sujetar al rubio y como este cambie algo mas que sus ojos nos arranca la cabeza a todos. Pero sorprendentemente es Mary la que nos salva calmando a su macho. Lucha contra si mismo controlando la respiración, escuchando la dulce voz de Mary y por esta vez gana la batalla. Esta hembra es increíble.

Cuando  la fiesta concluye el poli y yo la seguimos en el Pit. Una vez mas, el habla que te habla dándole a la botella de whisky y yo limitandome a escucharle y asentir fumando liado tras liado. No se que haria sin estas charlas que le ayudan a él a comprender este desconocido mundo tanto como a mi conocerme cada día mas. Es como una terapia Aceptar la compañía del poli y lidiar con la necesidad de tenerle junto a mi. Aunque solo sea poniendome dolor de cabeza. Pero esta aquí y me gusta que este, demasiado.*

- Debe ser una jodida mierda convivir con la bestia día tras día.

*Asiento con la cabeza y pego una honda calada.*

- Joder V ¿te lo imaginas? Temer dañar a tus hermanos, a tu mujer…. Cuando agarraste a Mary pensé que iba a devorarte antes de transformarse.

*Le miro serio porque el cabrón se ríe pero se le borra la sonrisa. Esta recordando el día que vio por primera vez al dragón merendarse unos aperitivos de desteñidos. Suspira y se lleva las manos al pelo echándolo hacia atrás.*

- Esos ojos blancos….. es curioso pero no me dan miedo…- *El poli sigue con su cháchara.*
- ¿Crees que podrá llevar una vida normal?… yo no podría…

*Sigo callado y fumando y trasladando sus palabras a mi propia mierda. Claro que se puede vivir, o sobrevivir.*

- Tiene que estar viviendo un infierno… nadie puede imaginarse lo que debe ser.

*Apago el cigarro en el cenicero con demasiada fuerza. La terapia esta siendo de choque. Hablo de una puta vez.*

- Todos convivimos con nuestros demonios, controlando la bestia que anida en nuestro interior.

*Le miro con tal intensidad que el irlandés me retira los ojos y los dirige al techo. Como me gustaría que a veces el cabrón me leyera el pensamiento. De repente cierra su puño sobre mi mano enguantada y me la aprieta contra el sofá*

- ¿Esta es tu bestia V?

*Le empujo con todas mis fuerzas hasta que cae de culo al suelo entre  el sofá y la mesa de centro. Me levanto maldiciendo alejándome de el.*

 - ¡¡¡¡¡NO VUELVAS A HACER ESO JODERRRR!!!!!!. ¿Estas loco?

*Y con cara de loco me mira desde el suelo aunque la mía debe ser un poema. Estoy resoplando como un toro, abriendo y cerrando mi mano maldita. El imbecil para que hostias me agarra la mano… esta mano, para que me toca. Joder que casi me da un infarto mierda puta. Se pone de pie con cara de mala hostia y se acerca a mi y yo retrocedo.*

- ¿Cuál es tu demonio Vishous? No puede ser peor que el de Rhage.
- Poli cállate la boca… no sabes de qué hablas.
- Sácalo, muéstralo… Se que hay algo hay dentro.

*Gruño enseñando los colmillos porque no se si es el whisky o que tiene ganas de tocarme los cojones. Mejor habría sido follar en el One Eye. No estaríamos ahora a punto de hostiarnos sino saciados y roncando cada uno en su cama.  El idiota esta estirando de la cuerda y le va a dar en la puta cara.*

- Parece que asoma Vishous… ¿me dejaras verlo?
- ¡¡¡BASTA CABRON.!!!!

*Me cierno sobre el y cierro mi mano en torno a su cuello apretando. Elevo mi mano maldita que brilla tenuemente delante de sus narices.*

 - Mis demonios…estan….
*Cierro la mano haciendo que los nudillos me crujan frente a su cara*
- …aquí…
*Golpeo mi frente con los dedos.*
-…. aquí…
*Llevo mi mano a mi entrepierna y me agarro el paquete*
-… y aquí poli. No los quieres ver cabrón.

*Le suelto porque a veces se me olvida que es un humano y trastabilla tosiendo y frotándose el cuello. Desaparezco en mi habitación dando tremendo portazo cagandome en todo lo maldito y lo divino y cabreado como la puta mierda. Joderrrrr mi bestia necesita salir también y por nada del mundo se la mostrare al poli jamás. Hace semanas que no voy al ático… ¿Por qué?. Oigo la puerta de su habitación y pateo lo que pillo. Grrrrr.  Me dejo caer boca abajo en la cama. Apenas dos horas después alguien me despierta aporreando la puerta del Pit.*


39 comentarios:

  1. Hola recien encontre su fic y me encanto AMO a estos machos, pero los AMO mas juntos, gracias por regalarnos esta historia ya que la Ward nos destruyo la ilusion de verlos juntos, espero ansiosa el proximo capituo, con mucho pero mucho de Vishous, espero que no se moleste el irlandes, pero V es mi favorito, salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *sonrio y me llevo dos dedos a la frente en un silencioso saludo* Gracias Paloma y no *guiño* Como molestarme si es mi favorito tambien grrrrrrrrr

      Eliminar
    2. Vishous: Bienvenida Paloma y tu si que sabes bonita *sonrio con cara de sobrao* Te vas a hartar de V, muchooooo Vishous, demasiado vicio, jajajajaja

      Eliminar
  2. OMGGGG!!!
    Estaba trasteando por el blog de vanecaos y los ojos se me iluminaron cuando leí Alterno de V y Butch Esencia.... Entré y aquí me he quedado jajajaj
    Me encanta la manera en la que estás contando la historia de estos dos pedazo de ma~chos, toda desde el principio (amo a esta pareja, y odié a Ward cuando no los juntó T______T casi Apocalipsis cuando la muy... dijo en una de sus ruedas con las fans "quien dice que no ha ocurrido ya algo entre ellos? {sonrisa maliciosa}" y yo ¿andeeeeeeee?XDDDD),bueh, que me tienes viciada de verdad y ya no tengo uñas ¬¬u
    Tengo ganas de leer más pero con los cacho de trozos que escribes, te llevará un tiempito me da a mí así que no me queda de otra que esperar pacientemente y........me voy a subscribir que no me quiero perder na de na!
    Un abrazo~!
    Viva VUTCH!!!xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Butch: Tenemos, que somos dos... vamos Vishous!!! oye que nos han juntado en una sola persona jajajaja no preciosa, gracias por tus palabras pero no es un fic, es un roleo *sonrisa* por eso está escrito asi.

      Eliminar
    2. Vishous: Vale que quiera socializar con el cabron irlandes este pero yo soy Vishous y el es.... sera mio pero es el, jajajajaja. Me alegro que te guste y a ver si me pongo las pilas de una vez. Poli enciendeme el boton de On... *Me pongo las manos en las caderas y le hago un gesto obsceno*

      Eliminar
  3. No quiero ser molestona por que ya se lo que le repatea a V que le dijan algo, pero por dios cuando actualizan, los extraño machos, me hacen falta todos los dias entro a ver si hay algo nuevo y ya se demasiados Lessers para distraerse con otra cosa, pero por lo menos tu Butch da señales de vida, aunque Rhage parece estar dispuesto a consolarme, pero yo le soy fiel a V, espero no molestar y no lo tomen a mal amo su historia solo quiero saber mas, besos V y Butch x que si no se me encela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vishous: Impacienteeeee. Es que editamos el capitulo dos. Seguimos ahi hasta terminarlo.

      Eliminar
  4. pido disculpas a los 2 no me habia dado cuenta que V habia posteado, error garrafal mio absolutamente, pero los extrañaba horrores ustedes son lo mejor de la hermandad y si aunque te enojes Rhage, lo mejor para ambos x cierto V soy Ally Rose de facebook, la que te estuvo fregando toda la tarde disculpa, no me mandes a los lessers de castigo, besos donde quieras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dio risa cuando Butch dijo que V era un macho tan heterosexual como el, pobre poli si el supiera la vida que a llevadO V MALA Y todo pero bien que sabe de esos asuntos, gracias machos x actualizar y a ser a esta chica extremadamente feliz

      Eliminar
    2. Vishous: Ya le voy a dar yo a este heterosexual Grrrrrrrrrrrrrr

      Eliminar
    3. Es que tu eres unico V Y REBIEN QUE VA APRENDER EL POLI, VA SALIR CON MAESTRIA Y DIPLOMADO

      Eliminar
  5. Joderrr me ha encantado este capitulo, tanto como el primero, me quedo con ganas de más jajajajajajaj, me encanta Butch, pero V es que es único, seguir así chicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vishous: Gracias Charo y creo que comenzara a calentarse un poco en lo siguiente que viene *sonrio*

      Eliminar
    2. Butch:Gracias Charo... veamos como va fluyendo todo *guiño*

      Eliminar
  6. Este realmente TAMBIÉN me encanto.... dices que el siguiente viene mas caliente ummmmmmmmmmm ya tengo ganassssss de otro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Butch: Eso dice él... que está salido *suspiro* pero a mi no me van los machos *guiño*

      Eliminar
    2. Vishous: Te tragaras tus palabras poli cuando te meta la lengua hasta la garganta cacho cabron y jadees, jajajajaaj. Gracias y no hemos terminado el capitulo aun... aun queda mas *guiño*

      Eliminar
  7. No sabia ya si escribir aqui, o en el facebook, pero como seguro q en el feis estais más saturados, pues va aqui para hacer bulto :P Me ha encantado, es q se me hace el culo pepsi-cola con vosotros, jajaja.. Entre los conflictos interiores de V, las palabras de Butch al recordar a su hermana, y toda esa tensión sexual circulando...Haceis un trabajo excelente! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vishous: Gracias Mirella, y trabajito para tatuarle una jodida linea.... Grrrrr no se como habra quedado de torcida la cabrona.

      Eliminar
  8. ally rose27/2/12 20:05

    Rayos no habia leido esto, joder muy bueno, creo que V queria marcar otra cosa en el poli y hundirlo muy, pero muy adentro jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vshous:Como lo sabes Ally, un graffiti entero por todo su cuerpole quiero hacer¿se dejara?

      Eliminar
    2. ally rose1/3/12 20:21

      Si es contigo V no dijo se dejara lo repetira y varias veces.

      Eliminar
  9. Anónimo2/3/12 12:05

    ¡Hola!
    Vishous y Butch, ¿cómo estás?

    Estoy completamente enamorada de ustedes dos!
    Estoy disfrutando de la lectura de "Es Posible"! Y también estoy muy ansiosa para los próximos capítulos ... Por favor, no tome demasiado tiempo para publicarlos!
    Debo confesar ... jajajaja ;)
    Vishous me enamoré de inmediato! En el Libro de Rhage, cuando Bella dice que V es inteligente, atractivo y sexy ... he dicho, este es MÍO Guerrero! Desde Butch, yo estaba ganando poco a poco ... su dulzura, su temperamento "héroe", su irreverencia juguetón, sus ojos color avellana ... no puede dejar de enamorarse de él también!
    Felicitaciones por tu blog!
    Como dicen aquí en Brasil: "V e B: Eu Acredito!!" :D
    Un gran beso de Brasil!
    Adri Cristina

    Nota: V. .. Lo siento de tener "errores" en mi texto escrito .... jejejeje ... a diferencia de ti, que domina varios idiomas, lo único que leer bien en español ... :)

    Hmmm ... V, mi Nallun caliente, si quieres practicar el "Portugués Brasileiro," estoy disponible ... Butch, mi Nallun cariñoso, que tienen que estar juntos también para aprender algunas palabras en Portugués, no dispense!

    ResponderEliminar
  10. Vishous: Gracias Adri y enamorada de los dos??? jajajaajaj. bueno porque conformarse con uno no?

    ResponderEliminar
  11. Anónimo3/4/12 20:52

    Me esta gustando un monton vuestra historia,ya estoy enganchada.... y con esa musiquilla que le crea un ambiente de desesperacion , espera , posibilidades abiertas.....lilo lopez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vishous: *Sonrio a Lilo* El Dj es el cabron del poli, a veces tiene ben gusto el mamonazo. Gracias por leernos

      Eliminar
  12. Anónimo3/4/12 21:22

    Ohhhhhhhh chicos os adoro. ME ENCANTOOOOOOOOO

    Carol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vishous: Ohhhh Carol gracias preciosa, jajajajaja

      Eliminar
  13. Hola genial la historia me alegra que haya más personas que piensen que V & B tenian que acabar juntos.
    Me siento feliz de leer estas páginas, felicidades es una historia muy natural y no teneis nada que envidiar a Ward que me decepciono tremendamente con la historia de V y Jane maldita Jane jajajaja. Bueno ya no molesto más deseando leer el tercero un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vishous: No molestas bonita y el capitulo dos aun no termino. Vamos editandolo se que es un poco lio pero no os perdais las ultimas actualizaciones si?? Gracias Amy y la Ward es mucha Ward pero nosotros somos dos, jajajaja.

      Eliminar
  14. Es estupendo, tremendamente bueno. Alucinado estoy!!! Me parece genial este "Es Posible". No dejé ningún comentario en el primer capítulo porque pase como un poseso al dos. Pero ya me estoy comiendo las uñas esperando el siguiente. Tenéis una soltura espectacular, vaya manera de imaginar escenarios y escenas, la trama engancha desde la primera frase. Estoy con Amy, no tenéis nada que envidiar a Ward, pero no solamente a Ward a muchos otros. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vishous: Gracias Leka, jajajaja joder donde te enviamos el jamon patanegra???

      Eliminar
  15. Por cierto el torpe de arriba soy yo... uffff lo que me cuesta esto. Lo siento, no lo hice bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vishos: Ya te conoci mamon jajajajaja. Pues el jamon para uando lo hagas bien *guiño*

      Eliminar
  16. hola a los dos felicidades por la historia esta increible la verdad es que nos teneis a todos locos con vuestra historia, por cierto el blob esta genial hasta la proxima

    ResponderEliminar
  17. ¿Cuando van a colgar el enlace para poder descargar el capitulo 2?
    Los capítulos están buenísimos y los estoy imprimiendo!!

    xx

    ResponderEliminar
  18. Hola, este fic es buenísimo y me encanta, enhorabuena!!! sólo que veo que no existen más capítulos, el 1 y el 2? no vais a publicar más? decid que sí, por favor!!

    ResponderEliminar
  19. Hola, que lastima que dejaran esta historia.

    Se han cambiado de direccion?????

    Un beso

    ResponderEliminar