~BIENVENIDOS~

¿Ya nos conocéis verdad? Seguro que si, al poli duro y acabado, al vampiro marcado y jodido de la cabeza, compañeros, hermanos, amigos y más... mucho más. Esta es nuestra historia, aquí os la queremos contar y gritar bien fuerte que ES POSIBLE.

martes, 17 de enero de 2012

CAPITULO 1. EL INICIO



CAPITULO 1. EL INICIO



 BUTCH

~ Hoy no es un día cualquiera...Algunos, sin que lo sepas, pueden ser el detonante que haga explotar tu realidad en un millón de pedazos y que, cuando se reconstruyan de nuevo tu vida haya cambiado, para siempre...~





*Una calle larga, desierta, oscura, no hay luz en las farolas, no se ven ventanas iluminadas, todo está desierto, abandonado. El único sonido que rompe el silencio son mis pasos, las suelas de mis zapatos contra el asfalto medio mojado mientras camino, buscando... solo buscando. No hay final, continúo, con el estruendoso silencio rugiendo en mis oídos. Paso mi mano por mi cara, sintiendo un nudo encoger mis entrañas. Me sudan las manos, un relámpago recorre mi espalda, siento el peligro, la ansiedad y la desesperación por llegar ¿Dónde? Que me ahorquen si lo se, pero tengo que ir, noto como mis piernas aceleran el paso, empiezo a correr abriendo mi chaqueta y echando mano del arma... pero no está, mierda mierda. Parece que la calle no acabará nunca cuando de pronto ante mi se desdobla, dividida en dos. Me freno en seco en el vértice, mirando la bifurcación que se muestra ante mis ojos y maldigo. Algo dentro de mí me dice que elija de una puta vez una de las calles y siga corriendo, que se acaba el tiempo, que he de llegar antes de que sea tarde. Tarde ¿Para qué? ¿Por cual debo seguir? Me quedo allí, de pie, sintiendo que algo comienza arder en mi estómago, justo en la zona del ombligo. Paso mi mano por el pecho un par de veces, me siento mareado, confuso.*

Joder O´Neal vamos, piensa, piensa.

*Pero no puedo hacer nada salvo quedarme así, perdido, solo, encogido ante la indecisión que me crean las dudas intangibles en mi cabeza, en el fondo muy dentro de mi puedo darme cuenta de lo importante que es, de que mi destino dependerá de a donde elija ir en esta encrucijada.*

Una luz.

A lo lejos, a la derecha, una luz intensa y brillante que parpadea, haciéndome señas, llamándome, susurrándome con una voz suave, doy un paso hacía ella, tentado de ir allí, de alcanzar las promesas que oigo murmurado en mi oido, De pronto, a la izquierda un rugido, un sonido casi humano de un bramido desgarrador, un grito desesperado. Sufrimiento, dolor... puedo sentirlo dentro de mi pecho como si fuera mío, me duele, se humedecen mis ojos, joder no, yo nunca lloro.

Miró una vez más a la luz y a la promesa de paz que irradia, estirando una mano hacía ella como si pudiera acariciarla, pero mis pies comienzan a correr de nuevo hacía aquel sonido que hace eco en mi corazón. De nuevo la misma calle, cada vez más oscura, más húmeda... cada vez más nervioso, con más miedo... Corro tanto que siento arder mis pulmones, mi garganta apretada, palpitando, la sangre rugiendo en mis oidos, un olor parecido al del tabaco y las especias se mete en mi cerebro. Las aceras se estrechan, el asfalto desaparece y empiezo a caer, nada me sostiene, siento como la gravedad desaparece, no puedo respirar, no puedo agarrame a nada. Con un grito ahogado en mi garganta me incorporo en la cama. Mis puños aprietan las sábanas arrugandolas a mis costados, estoy sudando, con la respiración acelerada. Miro el arma, en la mesilla... mi mesilla. Contemplo la habitación, todo en su sitio, me siento con los pies en el suelo, los codos sobre las rodillas y la cabeza entre las manos*

Ha sido un sueño joder.

*¿Maldita sea, porque siento que hay algo que no está bien? .Me paso una mano por el pecho. Exhalando un suspiro, me levanto restregándome la cara y me voy a buscar un whiskey. Antes de salir de la habitación me detengo un instante funciendo el ceño ante el suave olor que sigo percibiendo a mi alrededor. Sacudo la cabeza cerrando los ojos, será mejor que sea doble.

Hay que celebrar los días como este. Los jodidos días en que estás hundido hasta el cuello en mierda, harto del trabajo, de ver las mismas caras, los mismos casos, la misma basura en cada esquina...Me sirvo un trago y me dejo caer en una silla con la cabeza apoyada contra la pared. Estoy tan cansado...no aguanto más esta vida a medias, esta sensación de no pertenencia que me persigue desde que era un puto crio, aprieto las mandíbulas jodidamente consciente de no encajar en ninguna parte.

Un buen chico que se pregunta más de una vez si no debería haberse quitado la capa de Lancelot mucho tiempo atrás, si no debería dejar de creerse un caballero buscando dragones que matar en un mundo de mierda en el que poco a poco había ido perdiendo la fe... Siento que mi armadura está ya abollada, oxidada, que no hago lo suficiente, que siempre hay un poco más...un escalón más al que no puedo llegar ni siquiera reptando. Miro a mi alrededor viendo el apartamento donde duermo, ni siquiera es una casa, ni recuerdos, ni adornos, ni fotos de caras sonrientes o momentos felices. Mi vida es árida y vacía... Me dejo la piel en las calles buscando algo que llene el hueco que siento dentro de mi, que me redima de todo lo que pude hacer y no hice... una imagen de mi hermana se filtra en mi cabeza cierro con fuerza los ojos y la alejo por pura fuerza de voluntad.

Además cuando algo personal se inmisculle en los problemas todo se vuelve más caótico, más trascendente y Beth esta metida hasta el cuello en algo gordo, veo su hermosa cara en mi cabeza, una gran mujer. He intentado hasta la saciedad conseguir pasar de la primera base con ella, pero es demasiado para mi, en mi vida no hay lugar para un hogar, una familia, risas o alegría. No, no puedo esperar algo que nunca podré alcanzar, pero me basta con tenerla a salvo, no podría soportar que algo le ocurría estando yo aquí, joder es mi puto trabajo ¿No es cierto? Proteger a las personas...Cálmaté tú, Superman, oigo susurrar una voz en mi cerebro, eres el mejor para no llegar a tiempo, para equivocarte...Joder, estoy hundido en la puta autocompasión y como siga así un rato más acabaré ahogado en ella y convertido en un puto borracho.
Agarro con fuerza la copa apurándola de un trago y sirviéndome otro. Tratando de sacar toda esa mierda de mi cabeza.*

Slainte

*Murmuro brindando conmigo mismo*

Hoy será el día que lo cambie todo, hoy no será un día cualquiera.

VISHOUS

*El sonido que anuncia una nueva jornada no es el cantar de un gallo, el sobresalto de un despertador ni el dulce trinar de los pájaros. Aquí lo que te grita “levanta el culo cabron” es el ruido de las persianas metálicas al levantarse en cuanto se pone el sol. Y ni siquiera eso me despierta, llevo mas de dos horas mirando el techo, completamente desnudo sobre la cama, inmóvil concentrado en dejar la mente tan en blanco como el cielo raso en el que llevo clavado tanto tiempo, inmóvil, casi sin parpadear. Hoy no quiero tener ninguna visión. Puto don de mierdaaaa. ¿Quien coño quiere saber el futuro cuando nada puede hacerse por cambiarlo?

Si cierro los ojos vendrá a mi, si inicio mi actividad cerebral puede que la muy cabrona se abra paso entre mi materia gris para joderme el día o la semana. Me levanto despacio y me dirijo al baño. Sin dar la luz meto la cabeza bajo el grifo. El agua helada me despeja de golpe. Con los brazos apoyados en la fría cerámica veo como el agua se desaparece en una rápida espiral por el desagüe. Me siento tan a menudo así… empujado hacia un agujero sin tener donde agarrarme. Me levanto y retiro el pelo mojado hacia atrás. La luz es escasa pero suficiente para ver los tatuajes en mi sien que se reflejan en el espejo. Salpico agua al espejo, cabreado por llevar marcado en mi piel el recordatorio del bastardo que soy en el interior. Aunque lo que me gustaría seria romperlo en mil pedazos pero para que…. Las gotas se van deslizando por la superficie y la imagen se deforma.

Me meto a la ducha y termino rápido. Necesito actividad hoy… necesito usar mis manos para hacer algo correcto como librar a la raza de los jodidos restrictotes. Observo mis manos mientras me coloco el guante de cuero en la mano maldita…hacer algo correcto con ellas. Una sonrisa cruel se dibuja en mi cara. Ayer la sesión en el ático fue dura y sucia… muy sucia y aun así mi estado de animo no mejora una mierda. Antes era liberador.. ahora cada vez me cuesta mas disfrutar de los actos de depravación, siempre consentidos, que allí practico. Ni siquiera me corrí mientras que la hembra lo hizo tantas veces que hasta llego a perder el conocimiento durante unos instantes.

Termino de vestirme y armarme y me pongo un liado en la boca. ¿Donde cojones esta el puto mechero? Lo encuentro sobre la mesilla, lo acerco a mis labios y lo enciendo. La llama por un segundo me deslumbra y me quema las putas pestañas. Mierda puta ya esta aquí… Un agudo pinchazo me taladra de sien a sien y dejo caer el liado y el mechero al suelo. Jadeo cerrando los ojos fuerza. Solo veo una intensa luz que se va apagando y un rostro desconocido va apareciendo. Esos ojos color café… Tiene el labio partido y sangra de la nariz pero el cabron sonríe. Me obligo a relajar los parpados y a abrir los ojos para que la visión desaparezca pero la hija puta no lo hace. Me veo a mi mismo quitarme el guante y usar mi mano maldita contra el… Mierda santa.

Como vino se va dejándome el cerebro hecho mierda. Por lo menos esta vez no es nadie conocido. Recojo el cigarro y el puto mechero y antes de encenderlo dirijo la mirada hacia la gorra de los Red Sox apartando mis pupilas  de la llama del Zippo. Consumo medio liado de la profunda calada que le pego y me coloco la visera ocultando mis tatuajes. Salgo hacia el salón para reunirme con los hermanos.

Una noche mas…Me froto el pecho mientras escucho a Warth y a Z. Algo frío se me ha instalado dentro del externos y joder que ni puta idea de lo que es. Unos tremendos golpes en la puerta interrumpen la conversación y Warth comienza a maldecir mientras abre la puerta a la velocidad del rayo. Apoyado como estoy en la pared solo atino a ver las espaldas de un humano cargando con….. la hija de Darius. Todo pasa demasiado deprisa y cuando me quiero dar cuenta el cabron se queda solo en la sala rodeado por todos. Nos mira uno a uno y cuando sus ojos se cruzan con los míos un latigazo  me golpea el pecho. Es el joderr, el de la visión. Esos ojos…..  Crispo la mano enguantada que todavía masajea mis pectorales cerrándola en un puño. El rey ha dado orden de no matarlo … cual es el sentido entonces???

Entrecierro los ojos, taladrando con la mirada al humano. El cabron nos reta a todos, huelo su furia, su ira y aunque esta sudando no siento el aroma picante del miedo. Humano estupido. No se que me empuja a acercarme a el. Quizás necesite comprobar que es real, que mi puta visión de hace unos instantes esta plantado frente a mi pensando seriamente en liarse a hostias con cinco vampiros, y joder que me sorprendo a mi mismo posando mi mano en su hombro y preguntando si se queda a cenar, pero que me jodan que la pregunta no es de cortesía.

De nuevo esos ojos color café me hacen una radiografía completa de la jeta. Perilla, tatuajes y se detiene en mis ojos diamantinos y las arrugas entre sus cejas se hacen mas profundas. Tuerzo la boca en una mueca cruel aunque me dan ganas de enseñarle los putos colmillos. Se suelta de mi agarre y cuando pienso que no puede sorprenderme mas su boca se abre y con una voz rasposa que me calienta el pecho, comienza a soltar una serie de improperios hasta que el puño de Hollywood se la cierra. Mierda santa. Este humano tiene los cojones del tamaño de un rinoceronte pero el cerebro del tamaño de un jodido grillo. Se abalanza contra Rhage sin ninguna posibilidad pero con todo y joder que tengo la mandíbula apretada y mi cuerpo preparado para saltar encima de mi hermano y detenerle si es necesario. El rubio nunca desobedecería la orden del rey pero esta a punto de arrancarle su hueca cabeza. Y no debo intervenir, acabamos todo riéndonos de las ocurrencias de ese jodido cabron mientras Rhage se levanta y el otro macho jadea por conseguir respirar.

Va a ser una pena joder, una verdadera lastima que en un futuro tenga que usar mi jodida MANO SOPLETE contra el.*

BUTCH

*Aquí estoy. Con cinco capullos hasta las orejas de cuero negro que parecen sacados de una peli mala de BDSM... Joder son enormes y están a punto de matarme o de tocarme los cojones, aun no lo tengo claro. Una mano muy pesada se planta en mi hombro como una jodida losa, levanto la vista y me encuentro con un tío con una gorra de béisbol, un tatuaje de lo más raro que cubre un trozo de su cara y los ojos más jodidamente extraños que he visto en mi vida. Durante una milésima de segundo me parece ver algo en su mirada y siento el impulso de llevar mi mano al abdomen justo donde acabo de sentir un pequeño ardor, genial, espero que sea una úlcera porque no le he visto en mi puta vida pero... ¿Un déjà vu? Naaa, nunca he creído en eso. 

Al menos el cabrón tiene buen gusto o eso parece viendo que lleva emblema de los medias rojas de Boston en la tela de la gorra.

Vaya día de mierda.

Me suelto de su agarre cuando me pregunta si quiero quedarme a cenar, más jodido aun cuando su voz ronca me causa el mismo efecto que sus ojos... ¿Que tiene este gilipollas para que todos mis sentidos se pongan alerta?

Mi atención se desvía hacia el rubito tocapelotas que dice que si quiero ser la cena, sonrío mirando al guaperas. A la mierda. Es lo último que pienso antes de que mi bocaza asuma el control y acabemos peleando... o más bien él acabe intentando darme una paliza, jodido cabrón creo que podría partirme en dos si de verdad quisiera hacerlo, por suerte para mi pellejo no parece ser el día en que las parcas vengan a buscarme, al menos de momento, aunque tal vez si han venido a por mí y estoy en el jodido infierno... ¿Vampiros? Santísima mierda, que alguien diga "Sorpresa" de una puta vez, porque si no me sacan una cámara oculta voy a empezar a preocuparme de verdad y a poner en práctica eso de la estaca que aprendí de Buffy cazavampiros. ¿Estallaran en polvo? Sacudo la cabeza seguro de que me estoy volviendo loco y de que las últimas horas deben ser parte de la pesadilla que tuve anoche.

Necesito un momento conmigo mismo.

Suspiro cuando me dejan solo y me dejo caer pesadamente en un sillón frotándome la cara hasta que bajando las escaleras se acerca a mi una mujer. Joder, la visión más hermosa que he visto en mi puta vida aparece delante de mis ojos dejándome con la boca abierta, si creyera en el amor a primera vista diría que me alcanzó una de las flechas de ese enano que anda en pañales dándome un pleno en medio del corazón, una aparición rubia, con la piel pálida y de aspecto satinado. Mierda puta, me empiezan a sudar las manos, se me acelera el pulso y antes de darme cuenta comienzo a balbucear y decir las mayores chorradas de mi vida como un adolescente tratando de hablar con la tía más buena del instituto sabiendo que no es ni de lejos lo suficientemente bueno para besarle siquiera los pies. Milagro de milagros parece gustarle mi estúpida conversación y empiezo a pensar, a pesar de mi mismo que no estaría nada mal echarle un polvo a una vampiresa rubia de modales suaves y aspecto virginal. Era un sueño hecho realidad, mi ideal de mujer ahí mismo frente a mis ojos... Se marcha diciendo que volveremos a vernos al día siguiente y siento que una extraña luz puede empezar a iluminar mi vida, tal vez más que un polvo…
Oh joder ¿No podían dejarme saborear el puto momento?*

- ¿Ya podemos matarle?

*Miro de frente al tío de la gorra de los Sox .Siempre había pensado que mi vida sería corta e intensa, que cualquier día acabaría en un callejón con un agujero del treinta y cinco en la cabeza, o en cualquier otro lugar del cuerpo, incluso el calibre del arma me daba igual, lo que nunca habría esperado sería acabar así, siendo la merienda de estos cinco vampiros con más cuero en sus cuerpos que una manada de vacas. Siempre he tenido más pelotas que cerebro así que tengo claro que, si este cabrón va a matarme no voy a dejarme fácilmente. Agarro fuerte la botella que llevo en la mano por si tengo que rompérsela encima de la puta gorra y me acerco a él hasta que casi se tocan nuestros cuerpos, nariz con nariz, mirándome en los ojos más raros que he visto en la vida y siento como se tensa preparándose para pelear*

- Me encantaría vérmelas contigo imbécil. Me mataras, seguramente acabe perdiendo, pero no será fácil, peleo sucio así que sufrirás mientras me matas.

*Miro el emblema de las medias rojas de su gorra y levanto la ceja*

- Aunque detesto dar una paliza a otro fan de los Sox.

*Veo como el tipo entrecierra los ojos y me mira fijo*

- Dices la verdad sobre los Sox?

- Nacido y criado en el Sur, aficionado desde que era un puto crio

*El tipo resopla con disgusto*

- No me gustan los humanos

- Ni a mí los chupasangres

*Veo que se toca la barba pensativo*

- ¿Cómo llamas a veinte tíos viendo la Serie Mundial?

*Una media sonrisa sarcástica se dibuja en mi cara*

- Los Yankees de NY

*Se quita la gorra golpeándose la pierna mientras se parte la polla y suelto el aire que no sabía que tenía retenido, dejando escapar un suspiro. Me cago en la puta, siempre tengo que acabar metido en toda la mierda pero esto supera con mucho cualquier cosa que se me hubiera pasado por la cabeza. No puedo hacer más que dejarme llevar por la situación, es eso o acabar muerto o a saber, incluso mordido por alguno de aquellos cabrones y si la situación requiere competir con tatuajes a ver quién consigue beberse antes la botella de whisky… pues amen, que nadie diga que Butch O´Neal dice no a un reto.

Agarro la botella y sirvo a la mitad los dos vasos que ha dejado frente a mí. De reojo veo como el resto del grupo se aleja por el pasillo hablando de echar unos billares.*

- Por la Raza 

*Agarra el vaso y lo levanta en un brindis privado bebiendo sin respirar*

- Por la raza… humana.

*Contesto yo y le oigo gruñir justo en el momento en que el líquido baja por mi garganta, sonriendo relleno los vasos y lo vuelvo a alzar*

- Por los Sox.

- Amen a eso.

*Esta vez brindamos juntos antes de dejarnos caer en el sofá , la botella entre los dos, un partido de los Sox comienza en la TBS y antes de darme cuenta estoy allí sentado disfrutando del baseball y de la compañía de un vampiro que me mira de cuando en cuando de reojo haciéndome sentir nervioso… ¿Miedo? Ni de coña, es reconocimiento aunque me condenen si sé a qué cojones viene eso. Tal vez le he visto antes y mi mente trata de advertirme, pero no, joder que hubiera reconocido aquellos ojos o aquellos tatuajes si lo hubiera visto aunque fuera de pasada antes. No era de los que pasaban desapercibidos, no se olvida a alguien como él.

Apuro de nuevo mi vaso de un trago mientras le veo liarse un cigarro y encenderle con un zippo dando una larga calada, su mirada sigue clavada en la mía, casi sin parpadear. Me recuerda a una pantera acechando, esperando el momento en el que saltar sobre su presa. El cuello me arde justo en el lugar en el que palpita mi carótida y mi corazón se salta un latido cuando el aire se atasca en mis pulmones. Una repentina sonrisa relaja sus rasgos, extendiéndose por toda su cara y por sus ojos, haciéndole parecer casi humano. Suelto el jodido aire que estaba conteniendo y le veo sacudir la cabeza y soltar un sonido mezcla de suspiro y gruñido antes de beberse también el whiskey*

- Ponme otra humano.

*Por un momento me pregunto si aquel cabrón es capaz de leer mi mente. Sirvo más Lag en los vasos *

- Me llamo Butch. Igual si nos presentamos podré dejar de pensar en ti como Sox o tatuajes y tú dejar de llamarme humano.

*Hago una mueca bebiendo un trago sin dejar de mirar el partido aunque puedo sentir sus ojos clavados en mi perfil*

- Mi nombre es Vishous, humano. 

*Puedo sentir la burla en su voz y sacudo la cabeza sin poder evitar una sonrisa. Se oyen pasos y voces por el pasillo, el resto de aquellos cabrones regresa riendo y discutiendo sobre quien hizo o no trampas con la bola negra. Al que llaman Tohr se deja caer a mi lado, Vishous agarra justo a tiempo la botella mientras la mole corporal que se ha lanzado al sofá me empuja contra él. Me cago en la puta, se me pone la carne de gallina y freno el impulso de apartarme de un salto de su lado, él se queda rígido, como si no estuviera acostumbrado al contacto, ¿O al contacto humano? A saber, miro el vaso de whiskey frunciendo el ceño, igual va siendo hora de dejar el puto alcohol… encogiendo los hombros vacío el contenido sin respirar.*

- A la mierda.

*Vishous se agita sospechosamente a mi lado pero cuando lo miro solo carraspea con los labios apretados. Le empujo con el hombro y suelta una carcajada, cacho de cabrón. Algo me dice que este jodido vampiro y yo vamos a ser grandes amigos. Creo que algunas veces las mejores amistades surgen de las formas más insospechadas… Joder que alguien me pegue un tiro, cuando empiezo a pensar de forma tan trascendental y a divagar así acabo despertando al lado de alguna mujer de la que no recuerdo prácticamente nada… miro a mi alrededor y sacudo la cabeza, joder, más me vale no acabar borracho, doy otro trago al Lag. Es mi último pensamiento coherente de la noche.*

VISHOUS
*Abro los ojos para encontrar que en la cama de al lado esta Butch mirando las pesadas cortinas que cubren la ventana de la habitación. Joder un puto humano durmiendo a un metro escaso de mi. Hoy ha sido un día de sorpresas… una mestiza va a ser la compañera de Warth y ahora me encuentro compartiendo cuarto y mucho mas con este irlandés tan rarito. Bueno no vamos a hablar de cosas extrañas….Quiero volver a cerrar los ojo pero ¿para que?, si oigo su respiración suave, le huelo, le siento. Me doy cuenta que he dormido de un tirón unas cuantas horas, ni me acuerdo lo que soñé, ninguna visión me sacudió el alma como jodido terremoto pero que coño, cuando el protagonista de la ultima duerme a tu lado es como que ya las visiones pasan a un plano superior, joder se convierten en tu dama de compañía.

Apoyado sobre mi costado derecho le miro sin parpadear. El esta girado hacia la ventana y se coloca los brazos detrás de la cabeza. Mis ojos se clavan en el vello de su axila y se me para la respiración por unos instantes. Bajo los ojos por las marcadas costillas y puedo ver en su costado una cicatriz en forma redonda. Eso es un balazo. ¿Tendrá más? Mis ojos ahora siguen el vello de su pecho, mas abundante justo en el centro, rizado, oscuro que baja estrechándose en el estomago hacia… las putas sabanas detienen el escrutinio. No es la primera vez que veo desnudo a un humano desde luego, hasta he tocado, mordido y follado a hombres de esa especie pero simplemente el vello en sus cuerpos me parecía repulsivo y no se porque coño mis ojos siguen ahora en el cuerpo del detective si es tan parecido a aquellos otros. ¿Será el tono de su piel, la distribución del mismo? ¿Será que el Whisky estaba en mal estado? Me aguanto las ganas de resoplar para seguir estudiando a mi antojo al detective. Me da la sensación de que mis ojos van a iluminar la puta habitación de un momento a otro cuando la mano del poli desaparece bajo las sabanas y la lleva a su entrepierna. ¿Se esta rascando las pelotas? Estira una pierna y por un lateral de la sabana asoma un pie enorme. El cabron debe usar más de 46. El vello de su pierna parece tan suave…

Me sorprendo a mi mismo subiendo los ojos de nuevo a su cara.

“Gírate poli. Gírate….. Mírame cabron”

Mi cabeza repite una y otra vez la frase como si pudiera mentalmente ordenarle que se de la vuelta. Quiero de nuevo esos ojos color avellana clavados en mí. Y es que se paso toda la noche mirándome sin darse cuenta de una manera que logro removerme por dentro. Al principio tras comenzar a beber con los hermanos el cabron no podía separar su mirada de mis ojos y del puto tatuaje de mi sien. Se el efecto que causa en los humanos el color de mis ojos. Después el poli se empeño en mirarme los jodidos colmillos cada vez que habría la boca y reía, y a lo largo de la noche fueron muchas las veces que eso ocurrió porque además de curioso y descarado, este detective es gracioso el cabron y junto con las paridas de Hollywood nos pasamos riendo la mayor parte del día.

“mírame poli, gírate…. Hazlo como ayer”

Y es que a medida que el poli se iba llenando el estomago de alcohol, sus ojos brillaban mas cada vez que los detenía en mis labios y cuando esto ocurría yo entreabría la boca asomando la punta de sus colmillos. Según se fue emborrachando su mirada se tornaba nublada y cuando Thorment o Rhague llamaban su atención yo esperaba callado a que de nuevo sus ojos color café volvieran a enfocarse en mi boca, en mi perilla y en el bendito tatuaje de mi cara. Anoche no me detuve a pensar en ello, me hacia gracia que la novedad para el no se esfumara y joder que no miraba a los demás de la misma manera. No lo hacia pero hoy me despierto deseando que vuelva a hacerlo.*

“Gírate de una puta vez” Mierdaaaaaa….Arrrrrrrrrrrrr. No tengo paciencia.

- Oye detective ¿que hora es?

*Saca la mano de debajo de las sabanas se da la vuelta hacia mi y alcanza su reloj que esta en la mesilla. Las sabanas resbalan de sus caderas. Gracias a la Virgen Escribana, lleva los boxers puestos.*

- Las cinco y media- *Dice y por fin sus ojos se encuentran con los míos dibujando en la cara la diagonal que tanto me afecta… Tatuaje, ojos y boca alargándose hasta la puta perilla. Carraspeo y me doy la vuelta cuando el brillo de su mirada me hace estremecer hasta los dedos de los pies. Vishous cabron estas muy enfermo, demasiado.*

- Estas sonriendo *Le digo porque se que lo hace y aunque me he pasado los últimos diez minutos ordenándole mentalmente que me mirara ahora no puedo con ello y si encima sonríe puede que le arranque la puta cabeza de lo confuso que me tiene. Joder que debía haberle sido fiel al Gosse y no mezclar. Al escuchar su voz rasposa y grave vuelvo a girarme en la cama para encararle. A tomar por culo ya el dormir hasta que anochezca.

- ¿Sabes? Supiste comportarte anoche. No conozco a muchos humanos que se hubieran enfrentado a Rhage o a mí, y mucho menos delante de los demás hermanos.

-Ah, no, no me vengas con melodramas. No somos novios. 

*Una carcajada brota de mi garganta. Dios lo esta volviendo a hacer. Mira que nunca me ha importada una mierda ningún humano y aquí estoy, estudiando y disfrutando de la compañía de uno. Entrecierro los ojos y una idea tan clara como las jodidas túnicas de las Elegidas se forma en mi cabeza y la suelto sin mas.*

-No volverás a tu antigua vida, detective. Eres consciente, ¿verdad? Sabes demasiado sobre nosotros. Jamás podríamos borrarte completamente la memoria.

*Le pregunto si deja algo atrás aunque en su mirada a veces tan rota yo lo he visto todo.*

-No, no tengo nada. *Me mira serio como el puto demonio y joder aguanto una inspiración. Me tumbo de espaldas y coloco el brazo izquierda sobre el rostro. El cabron me abrasa con esos ojos. Prefiero ver su brillo alcohólico y no como el dolor opaca su mirada.

- Sé lo que se siente. *Silencio*

-¿V? *Mi nombre en su boca suena jodidamente correcto… demasiado.*

-¿Sí? 

-¿Qué sucede con los tatuajes?

*Me retiro el brazo de los ojos y pongo la jodida mano en frente para ver en lo que se ha fijado el poli. Los confusos e intrincados dibujos que, desde el dorso, descienden a la palma y terminan alrededor de cada uno de los dedos. La cierro en un puño y le escondo bajo mi cabeza cuando me giro y le doy la espalda
-Yo no te he preguntado por tu desgraciada vida, detective. Si no estoy despierto a las ocho, avísame, ¿vale?

BUTCH
*Veo como Vishous se marcha y me meto en el cuarto de baño que él acaba de dejar libre, apoyo las manos en el lavabo mirando fijamente el desagüe, aún hay una pequeña mancha de espuma de afeitar sobre el borde, imagino a mi nuevo amigo arreglando su perilla delante del espejo y sonrió ante la imagen que entra en mi cabeza, abro el grifo para que el agua arrastre la espuma, pensando en que nada me había preparado para esto . Suspirando me bajo los boxers quedándome desnudo, necesito una buena ducha, entro a la bañera y abro el grifo dejando que el agua resbale por mi cuerpo, apoyo los brazos en los baldosines y joder parezco un patético capullo pero vuelvo a suspirar, pensando en todo lo que ha cambiado en mi vida desde hace solo unas pocas horas. Mi cabeza empieza a pensar en la rubia que conocí ayer, me pregunto si cumplirá con su palabra y vendrá hoy a visitarme. Mierda me ha frito las pocas neuronas que aún nadaban en mi cerebro porque normalmente no me preocupan demasiado estas cosas. Me sorprendo a mí mismo saliendo de la ducha y mirándome en el espejo cubierto de vaho, lo limpio con la mano fijándome en la cantidad de frascos de perfume y lociones que hay en la estantería y encogiéndome de hombros escojo un bote al azar, olisqueándolo antes de echármelo por el pecho y el pelo, peinándome con los dedos. Los ojos rojos y la cara cansada van a ser difíciles de ocultar, pero al abrir el armario y ver la increíble colección de ropa que hay tras las puertas se me olvida ese detalle… Santa mierda, si que el dueño de todo esto tenía buen gusto, me jode sobre manera ser un gorrón pero joderr ¿Cómo puedo resistirme? Mi ropa, para nada elegante, seguramente apesta a una extraña mezcla entre el whiskey y el tabaco turco de V y además aquel traje de rayas es un Gucci… joder en mi puta vida me he vestido así y quiero estar perfecto para ella, abro un par de cajones hasta dar con una camisa blanca de cuello abierto y rebusco por el suelo del armario entre las cajas de zapatos ¿Ferragamo? Me cago en la puta… sin poder resistirlo y sintiéndome como un jodido marica me pongo toda la ropa, zapatos incluidos y me miro en el espejo… vaya… podría hasta decirse que estoy guapo y no es una palabra que yo utilice demasiado dirigida hacia mí mismo.

Cuando tocan a la puerta y el mayordomo termina doblando un pañuelo para ponerlo en el bolsillo de mi chaqueta acabo por sentirme como un completo idiota… ni se que pinto aquí ni mucho menos por qué estoy así vestido esperando reunirme con una vampiresa o como coño se diga, a la que no llego ni a la suela de los zapatos…. *

- ¿Butch?

*Hostia puta, casi me trago la lengua al oírla y ver que se acerca con su pelo recogido y un traje rosa elegante que casi me hace gruñir al pensar en quitárselo con los dientes. Joder la sonrisa de placer que pone al verme hace que me caliente por dentro, creo que nunca nadie ha parecido jamás tan contento de verme.*

- Hola dulzura

*Me acerco a ella sin escuchar realmente sus palabras, solo puedo seguir el movimiento de sus labios, los míos vibran de anticipación solo al pensar en besarlos. Cuando el mayordomo nos propone ir hasta la solitaria terraza que hay al final del pasillo, la oigo decir que si y casi sonrío al pensar que si quiere estar a solas conmigo tal vez pueda intentar probar esos labios antes de lo previsto.

La siguiente media hora pasa sobre mi como un jodido tren de mercancías, Marissa… su sabor, su olor, sus palabras dulces e inocentes… mientras bajamos a reunirnos con todos los demás no puedo sacarme de la cabeza la imagen de ella llevando sus manos a sus pechos y a su entrepierna para decirme que siente calor allí cuando está conmigo… joderrr alguna vez unas palabras tan inocentes me habían hecho palpitar la polla de semejante forma?? Con un suspiro mental me reconozco a mí mismo que nunca he estado cerca de alguien lo suficientemente inocente como para que me dijera aquellas palabras con esa candidez. Mi mundo es sórdido, brutal, lleno de crímenes y sangre, de mentiras y muerte… no he tenido tiempo de saborear la inocencia jamás, tal vez sea ese desconocimiento lo que me atrae tanto de ella… sacudo la cabeza, sea lo que sea no voy a profundizar demasiado en los motivos, me basta saborear los momentos con ella que por lo que parece pueden llegar a ser muchos, al menos eso me pareció al oírla decir que quería más de mi y que me jodan si no estoy más que dispuesto a dárselo. Mi mente deja de pensar al llegar a la sala y parpadeo repetidamente mientras sigo a Marissa a un lado apartado de la estancia.

Cojonudo, siempre he pensado que los vampiros harían fiestas rollo orgia de sangre y sexo… jamás se me hubiera pasado por la cabeza semejante sobriedad, todos serios, observando como una mujer vestida de negro de la cabeza a los pies habla y une a la pareja en matrimonio… o lo que fuera, no lo tengo para nada claro, me dedico a mirar la ceremonia alucinando del sentimiento de pertenencia que percibo en todos ellos… Mierda santa, casi llego a sentir envidia de la unidad que parecen tener. Mis ojos se abren como platos al ver como uno a uno aquellos hijos de puta cortan a Wrath en la espalda para marcarle con dagas el nombre de Beth… Por Cristo eso es algo bárbaro joder, mi alma irlandesa percibe la parte romántica del asunto pero… auch! Elisabeth son muchas putas letras… Estos tipos están mal de la cabeza. Beth llora y Wrath parece feliz de estar sangrando como un cerdo.

Veo a Vishous acercarse y preguntarle el nombre de su “shellan”? ¿De dónde coño sale esa palabra? Cuando responde el nombre de Beth deduzco que debe ser esposa… vaya panda. Sacudo la cabeza esperando que acaben pronto de filetear al vampiro y abro la boca como un gilipollas al escuchar cantar al loco de las cicatrices… hijo de la gran puta, ese jodido loco tiene la voz de un ángel…. Caso¿Qué más cosas me pueden llegar a sorprender aquí? Suspirando, me decido por dedicar mi atención a Marissa durante el resto de la noche, bueno hasta que ella se levanta diciéndome que ha de irse y desapareciendo como humo delante de mis ojos…. Hostiaaaa, son como Cooperfilds todo ellos… colmillos? Vale, Sangre? También, incluso el rollo sádico de tatuarse nombres a espadazos me vale, pero esto de desaparecer en el aire desafía a la física joderr.

Dando sorbos a mi copa de vino miro a mi alrededor dándome cuenta de que todo el mundo parece haberse largado en algún momento, las mesas y las sillas están vacías y estoy solo allí… Un extraño en su mundo…Resoplo sintiendo un nudo en mi garganta, que no baja con el vino… ¿Dónde puedo ir? ¿Qué voy a hacer ahora? Nunca me ha importado una mierda la soledad, de hecho he pasado prácticamente mi vida solo, nunca he tenido amigos quitando los compañeros de trabajo, buenos tipos pero con vidas propias en las que nunca he querido ser incluido y jamás me había importado, estar solo, aislado es algo que me proporciona seguridad, tranquilidad… ¿Por qué ahora parece tan jodidamente importante? ¿Por qué de pronto estar solo ya no me parece tan bueno?*

- Oye detective, vamos al Screamer´s ¿Quieres venir?

*Miro a Vishous, su cara expectante y sus ojos sinceros y el nudo de mi garganta parece que se empieza a deshacer muy lentamente*

VISHOUS

* La presencia de La Virgen Escribana siempre me pone nervioso como el puto demonio, pero ser participe de la ceremonia del Rey y ver al humano hipnotizado por esa hembra me hacen llegar muy cerca del punto de no retorno. El poli mira la ceremonia con ojos asombrados y cara de “¿Dónde esta la cámara oculta?” y mira que hasta me puede hacer gracia pero joder que verle mirar a Marissa de la misma forma que… que cojones, no de la misma manera en que me miraba a mi, ¿oh si?, ni puta gracia me hace. La mira como si quisiera devorarla, como mira un macho en celo a una hembra y lo único que le detiene es la situación y la estancia llena de gente. Por algo llaman a la especie humana animales racionales aunque en este momento y al ver al poli en ese estado entiendo que el eslabón perdido entre el hombre y el mono esta en este puto salón, justo frente a mi. Solo le hace falta agarrarla del pelo y sacarla de allí arrastras.

¿Vishous a ti que narices te importa? Nunca has mirado así un hembra y desde luego nunca ninguna te mirara como lo hace Marissa con el poli, como mira Beth a su Hellren, como lo hace Wellsie con T. Y ni puta falta que hace. Lo único que quiero ver en los ojos de una hembra es miedo y suplica, las únicas lágrimas que soporto son las causadas por el dolor que infrinjo y joder que aquí están llorando como jodidas plañideras. Resoplo y Rhage me mira divertido entendiendo que tras acabar aquí en la mansión seguiremos celebrando como corresponde que somos vampiros sin pareja.

Y joder que el tiempo se me hace eterno hasta que llega la puta hora de salir de allí con los hermanos. Rhage y Phury se adelantan y por un momento me detengo porque me falta algo. Vuelvo sobre mis pasos hasta el comedor y allí esta mi… compañero de cuarto?.Mi nuevo amigo? El humano tocapelotas que ha trastocado mi caótica vida??. Esta sentado solo, perdido en sus jodidos pensamientos. Parece tan perdido en este nuevo mundo de vampiros, en una casa que no es la suya, con gente que no son como el y dentro de ese traje que tampoco es suyo y que le hace parecer lo que nos es porque joder, lleva toda la noche removiéndose dentro de el, acomodándose los puños, las solapas. Ahora mismo lo vuelve a hacer estirando los puños de la camisa.

Casi puedo escuchar sus neuronas chocar entre ellas y con las paredes de su cráneo intentando dar sentido a todo. “Deja de hacer eso, sigue adelante como yo a ver donde nos lleva la puta situación. Deja de pensar”. Me miras como si hubieras captado mi mensaje.*

- Oye detective, vamos al Screamer´s ¿Quieres venir?

*Sonríe y el cabron no se da cuenta de que cuando lo hace cambia por completo la expresión de sus cara hasta tal punto que siempre debo desviar la mirada para no sonreír como el y parecer un jodido demente. Se une a nosotros aliviado de salir de su encrucijada mental. Nos montamos en el Escalade y cuando enciendo las luces aparece Zadist y se monta al lado de Butch. La atmósfera cambia como siempre que aparece el cabron.

Pongo a tope la música y arranco el motor clavando mis ojos a través del retrovisor en los pozos oscuros de Z y en su sonrisa ansiosa de pecado y preparada para el mal. Al vampiro siempre le acompañan un regimiento de demonios y traumas interiores, cada uno tenemos los nuestros, pero joder Z es peligroso, es letal y esta desequilibrado y aunque siempre lo he sabido no lo he sentido nunca tan claro como ahora que mira de reojo al poli como si fuera un puñetero gusano. Z vuelve a mirarme a través del espejo y se que capta la señal porque tuerce la boca. Mi mirada es clara y le grita Deja.en-paz-al-jodido-humano-o-te parto-en-dos.

¿En que momento me he erigido en defensor del detective? Dios porque ni puta falta le hace al ver como actuó cuando se vio rodeado por una mole de vampiros cabreados en la Mansión. Pero algo me impulsa a hacerlo y es superior a mí. No es más que un humano. ¿Desde cuando me siento así con el? No se si desde que Z le ha mirado como si fuera su próximo saco de boxeo. O quizás fue en la habitación de invitados cuando le gritaba que me mirara mentalmente. O quizás fue ayer cuando Rhage estaba a punto de arrancarle la puta cabeza.

Sumido en mis pensamientos, a toda hostia por las calles de Caldwell y con la estruendosa música a tope, encuentro los ojos color café del poli en el espejo retrovisor mirándome fijamente y se que la conexión se dio la primera vez que apareció en mi mente, cuando no sabia ni quien era. Detengo el Escalade frente al Screamer´s y salimos en silencio. Cuando entramos en el antro la muchedumbre se aparta dejándonos pasar y no se si les llama mas la atención todo el cuero que cubre nuestros enormes cuerpos o el impecable traje del poli. Tanto el como nosotros estamos fuera de lugar pero vernos juntos es la puta hostia.

 Nos dejamos caer en los mullidos asientos del reservado y el poli se queda observando el lugar y espera que todos estemos sentados para hacerlo frente a mi. No han terminado de servirnos los tragos cuando tres hembras se acercan a la mesa contorneando las caderas y con las tetas a punto de salirse de las ajustadas prendas, apuntando directamente al guaperas de Rhage. No se que coño le ven a este macho, bueno si que lo se, exuda sexo por todos y cada uno de sus poros y las hembras saben que a parte de poder presumir de estar con un espécimen como el quedaran muy satisfechas. Hollywood alarga una mano y toma a la rubia de la cintura colocándosela en la rodilla derecha mientras una morena de pelo corto se pega a su costado izquierda. La mano del rubio se pierde debajo de la minifalda de la hembra mientras sonríe divertido a Butch.*

- Poli, hoy te invito yo .

*Resoplo viendo como le come la oreja a la morena y Butch niega con la cabeza riéndose ante el gruñido animal de Rhage que no tarda en desparecer por el pasillo del fondo con una hembra a cada lado. Despido a la tercera mujer que mira obnubilada la melena multicolor de Phury preguntándose seguramente en que salón de belleza le dan tal mezcla de color y Zadist se levanta sin decir palabra con la mirada fija en la pista de baile y se dirige hacia allí, desapareciendo entre la muchedumbre con la mirada de su gemelo clavada en la nuca. Sus ojos atormentado miran al poli y luego a mi y disculpándose se levanta terminando su copa.*

- Vuelvo enseguida.

*Le veo dirigirse a las puerta que ostenta el cartel de privado y se lo que busca. Cada cual expía sus pecados con lo que puede, sexo, violencia, drogas y….. Me pregunto cual será el de poli. Me enciendo un liado y no soporta mi escrutinio. Desvía la mirada hasta los cuerpos anónimos que sudan en la pista y viven por escasos momentos ilusiones de felicidad*

- ¿Ves a algunos de tus antiguos “amigos”, de esos de los que te devolverían el favor de las inolvidables noches en Villa Chirona con algo más que un gracias- *Niega lentamente y ríe por lo bajo frotándose los muslos y clavando la mirada en sus impecables zapatos.*

- Dios santo, si me madre me viera así vestido ni me reconocería, bueno realmente dudo que lo hiciera ni vestido con el puñetero traje de la primera comunión.- *Se ríe al verme fruncir el ceño.- Así que ninguno de los colgados a los que arreste lo hará, creeme. ¿Sabes que hace unos meses hicimos una redada aquí?

*Apuro mi Gosse y vuelvo a llenar el vaso escuchando al poli. Cuando sigue callado levanto las cejas para que continúe y me aparto el pelo de los ojos. Sus ojos de clavan en los tatuajes de la sien. Me recuesto para salir del foco que ilumina la mesa quedando en penumbra*

- Que hostias, debía ser vuestra noche libre porque si hubierais estado aquí os habría encerrado cabrones… por amenaza visual a la comunidad. – Se ríe de su ocurrencia y no puedo evitar reírme con el. Lo he hecho tantas veces en las últimas horas con este mamonazo que lo recuerdo en los últimos meses. De hecho creo que se me están empezando a despertar músculos en la puta cara que creía atrofiados para siempre.

- No lo hubieses hecho poli…- Mi sonrisa torcida le hace asentir porque sabe que mis palabras son ciertas.-… aunque hubiera sido divertido ver como lo intentabas.

BUTCH


*No sé cómo acabo sentado en los sillones de este antro en el que en mi vida pasada jamás habría entrado para algo más que no fuera detener a la mitad de los presentes o conseguir información útil de alguno de los desgraciados que venderían a su madre por menos de veinte pavos. Cuando el guaperas desaparece con las mujeres y el loco se larga perdiéndose entre la gente seguido de su hermano, me encuentro de nuevo a solas con V. Joder, a solas mis cojones, estamos en medio del puto Screamer's que además esta hasta arriba de gente... pero por alguna razón que no alcanzo a comprender este hijo de puta cada vez que clava sus extraños ojos en mi cara consigue que desaparezca todo el jodido mundo en dos kilómetros a la redonda. Se aparta el pelo de la cara sonriendo por la gilipollez que acabo de soltar y no puedo evitar mirarle sintiéndome algo descolocado al notar la extraña sensación que produce esa sonrisa en mi estómago. Mierda puta, si pudiera darme de hostias lo haría en ese instante joder, doy un trago al whiskey que tengo en la mano deseando estar borracho de una puta vez y me sacudo aquellas gilipolleces de mi cabeza dejando que mis ojos se claven en los extraños símbolos tatuados de su frente. Cuando ve hacia donde se dirige mi mirada se aparta de la luz recostándose en el sillón y quedando en penumbras, me pregunto por qué no quiere hablar sobre ellos y por qué le incomodan de ese modo, pero con un encogimiento de hombros mental apuro mi bebida, que cojones, todos tenemos mierda en nuestra vida de la que no queremos hablar, yo el primero*

- ¿Qué está pasando ahí?

*Hablo en un murmullo frunciendo el ceño pero Vishous no parece oírme porque justo en ese instante su teléfono suena y descuelga haciéndome un gesto con la mano para que lo disculpe. Asintiendo con la cabeza me levanto sin apartar la vista de la puerta de emergencia que da al callejón, no podría decir porque ni aunque mi vida dependiera de ello pero algo pasa allí fuera. El instinto de mis años de detective pesa por encima del sentido común, no necesito más conformidad que la sensación que recorre mi piel erizándola. Mientras me acerco abriéndome paso entre los cuerpos que bailan pegándose unos a otros en la pista de baile me pregunto por qué coño estoy haciendo esto si mi vida se ha ido ya a la misma mierda, pero oh divina curiosidad que no ha hecho más que meterme en problemas desde que aprendí a andar... Abro la puerta y me estremezco ligeramente cuando la temperatura fría del exterior hace que la ropa se pegue a mi cuerpo. Parpadeo acostumbrándome a la penumbra del callejón. A la derecha un muro de hormigón con una pequeña bombilla que alumbra más bien poco con una extraña luz amarillenta, a mi izquierda sombras, la silueta de un coche y... joder ¿están follando? A lo lejos suena la sirena de una ambulancia, el ruido de un motor, a mi espalda el sonido amortiguado de la música y ¿Un gemido? Entrecerrando los ojos y sintiéndome como un mirón doy un paso hacia las sombras hasta que mis pupilas se adaptan los suficiente para ver... Siento que hay algo raro ahí joder, si pensara que solo son una pareja buscando la intimidad de un polvo rápido me daría media vuelta a la voz de Ar, pero... 

La respiración se me atasca en los pulmones y me paralizo durante los siguientes minutos. 

Sagrada mierda.

No es un desconocido, al menos ya no para mí, es el jodido pirado con voz de angel y pese a toda la mierda que he visto en mi vida esto...

La mujer está completamente tumbada sobre el capó del coche, vestida, con la falda por la cintura, sus pechos aplastados contra la chapa, su cara girada hacia mi, los ojos cerrados y la boca abierta en una mueca a medio camino entre el dolor y el placer, el pelo revuelto y los dedos de Z enredados en él sujetando la cabeza sin cuidado contra el coche, con los pantalones enganchados en los muslos solo puedo quedarme mirando como embiste hacia la chica como un animal, gruñendo y echando la cabeza hacia atrás, su mano empuja más la cabeza contra el coche, no podría importarle menos la mujer, yo entiendo de sexo anónimo... joder es la única clase de sexo que practico a decir verdad, pero ¿Esto? Que cojones hace??

Me paralizo cuando bruscamente gira la cabeza de la chica apartándola del pelo y se inclina hasta cubrirla con su cuerpo... echa la cabeza hacia atrás abriendo la boca y durante una milésima de segundo veo brillar las puntas de sus colmillos. No joderr no lo hagas... pero la telepatía de momento no la he desarrollado demasiado bien obviamente, con un extraño gruñido animal se clava en el cuello de la mujer. Ella grita y se mueve bajo el cuerpo de Z desesperada, él vuelve a gruñir inmovilizándola con su cuerpo, unos extraños sonidos de succión llegan a mis oídos y siento una jodida arcada. Ella deja de debatirse de pronto y su grito se convierte en un hondo gemido. A mi espalda suena algo, ¿El ruido de la puerta? Joder no podría mirar aunque mi vida dependiera de ello... Pero Z si, se aparta del cuello incorporándose y gira la cabeza hacia mí. BOOOM si mi puto corazón no se me ha salido en este mismo momento por la boca no lo hará jamás....Me cago en mi puta vida, me quedo sin respiración, mis pies pegados al jodido asfalto, mi mente bloqueada, en shock... Los ojos del tio son dos putos pozos negros sin alma, sin conciencia... los ojos de un loco al que nada ni nadie le importa una mierda, que nada tiene que perder y se clavan en los míos mirándome como si pudiera matarme con un solo gesto de su mano... y puede hacerlo, pienso en un momento de clara lucidez, puede hacerlo sin pensarlo demasiado. Pero no es eso lo que me deja de piedra sin poder mover un solo músculo, la vida a mí también me importa poco, morir o vivir me la trae floja desde hace mucho tiempo. Es la sangre espesa y oscura que resbala por su barbilla goteando sobre su pecho lo que me impide volver a respirar con normalidad. Mierda santa, no solo se la esta follando en aquel callejón como un bestia sino que además se la está merendando joder y yo no quiero ser su puto postre... si fuera Marissa tal vez no me importaría demasiado ser la cena pero coño no pienso dejar que un tío me respire en el cuello en mi puta vida y menos uno que debería estar encerrado en una institución mental. Saliendo de mi trance despego mis ojos de la sangre que sigue goteando por su mandíbula y me giro, golpeándome contra el pecho de Vishous que está justo detrás de mi. Levanto mis ojos hasta los suyos clavándome en su mirada, durante una fracción de segundo algo pasa por sus ojos y yo... sacudo la cabeza esquivándole y abro la puerta de un tirón entrando de nuevo al bar. Necesito un puto trago. Ya.*

VISHOUS

*Hay momentos en la vida en que se crece y envejece tan de golpe que el cambio de estado te hace andar tambaleante durante días. En el caso de los vampiros este estado es literal durante la transición. En el caso de los humanos pueden ocurrir muchas cosas. Veo al poli con la cara desencajada, blanco como una puta momia y con los ojos de un anciano cuando tras chocar conmigo me mira y se desaparece dentro del local. Si que ha crecido, su expresión es una mezcla de la desilusión de un puto crío que descubre la inexistencia del Ratoncito Pérez y la de un anciano al que se le cierran las puertas de la vida y no se le abren las de la existencia eterna. Mierda puta. Joder que hace quince minutos no me miro así.

Nada me hace prever, cuando Thorment me llama para aclarar una duda de la patrulla de la noche anterior y cuando el detective se pierde de mi vista, que esto podía pasar. No le doy mas importancia porque joder, seguro que esta acostumbrado a lidiar con mayores problemas que le pise un puto gótico o que un jodido yonki le queme el traje con un cigarro.  Pero cuando cuelgo el móvil y mis ojos se fijan en la puta puerta trasera que se cierra al fondo algo me impulsa a levantarme como un puto resorte e ir hasta allá. ¿Dónde demonios va el poli?

Todo pasa a cámara lenta. Abro la puerta y a tres metros de mi veo a Butch de espaldas, clavado en el asfalto, mirando hacia la izquierda. Mi mano vuela dentro de mi chaqueta hasta empuñar la Glock cobijada bajo mi axila. Mierda  puta. El tarado de Zadits esta haciendo de las suyas, usando a una hembra humana, follandosela como un animal en la puta calle. Cabron no se te ocurra…. Cierro los ojos al oír el gruñido de Z al desgarrar la garganta y beber de la humana y ruego a la Virgen Escribana por que el poli haga lo mismo sabiendo que mis suplicas no serán oídas. Los abro cuando oigo susurrar al poli un “Joder” seguido de cuatro o cinco juramentos. Como una película de serie B, la boca partida de Z escurriendo sangre, adornada por su cabeza rapada y sus pómulos marcados, se tuerce en una sonrisa cruel al mirar en dirección del poli y este da un paso atrás.

Resoplo  apuntándome mentalmente que la próxima paliza al cabron de Z no se la dará su gemelo se la daré yo, hostia putaaaaaaa. Me acerco al poli despacio como si a la mínima fuera a desarmarse. Gira y se choca contra mi y mierdaaa, cuando se da cuenta que soy yo, cuando me mira a los ojos, se estremece y me rodea como si fuera un puto leproso entrando de nuevo en el Bar. Aprieto las mandíbulas con tanta fuerza que parece que me estallaran los putos dientes y echo un ultimo vistazo a Z que se esta subiendo los pantalones y borrando la memoria a la hembra para desmaterializarse al segundo. Vishous calmateee. Vuelvo a entrar en el local y la música estridente me golpea los oídos. Me apoyo durante unos minutos en la puerta y cuando arranco hacia los reservados me llevo por delante a más de tres. Cuando llego a la mesa el poli no me mira, enganchado a la puta botella de whisky de la que falta ya un tercio. No me siento, no puedo, como tampoco puedo emitir una puta palabra. ¿Qué cojones decir? Me agarro a lo único que nos mantendrá callados durante un buen rato, a la puta bebida y al final tomo asiento al lado el poli. El único consuelo es que el detective caerá antes que yo y quizás evite mas rápido de lo que creo esa mirada de asco e incomprensión que me ha encogido el estomago. ¿Y si le borro la puta memoria? Niego con la cabeza pegando otro largo trago. Esta aquí ¿no? Por lo menos no ha salido corriendo hasta llegar a Alaska. Si no lo ha hecho cuando no has conocido, cuando oyó por primera vez la palabra vampiro, cuando ha visto desmaterializarse frente a el cuerpos sólidos, si no lo ha hecho en la ceremonia de emparejamiento …¿porque lo iba a hacer ahora? Esta intentando digerir lo que acaba de ver trago a trago y espero lo haga pronto porque el estomago humano tiene un limite y pronto llegara a el. Tras media hora en silencio busco sus ojos huidizos y le hablo.*

- Poli.

*Me mira por fin aunque sus ojos ya tienen ese brillo de alcohol que empaña la visión*

- Cawenlaputa… dime que no acabo de ver ….- parece estar buscando la palabra exacta en su embotado cerebro y parece que no la encuentra porque su mano queda suspendida frente a mi y me dan ganas de apretársela para parar el ligero temblor pero la cierra en un puño.- …… dime que no esta muerta.

- No esta muerta detective. De hecho ni se acordara de lo que ha pasado.

- Ni se acordara….

*Me enciendo un liado y veo reírse al poli, una risa nerviosa y con un deje de histeria, que junto al arrastre de las eses, me hace confirmar que está ya bastante borracho. Aunque no lo suficiente para aceptar que sus nuevos conocidos tienen costumbres un tanto atípicas. Butch O´Neall tiene los ojos opacos cuando enfoca mas allá de sus narices y eso solo les pasa a los machos que han visto de todo y nada bueno, que han vivido mucha mierda y la mierda le has jodido la vida. Hoy sus ojos color café han apagado un poco más su brillo, han envejecido y como me vuelva a mirar como en el callejón trasero le parto la puta cara.

*La diversión se acabo por hoy. Cuando el poli se levanta tambaleándose y casi cae encima de la mesa le intento agarrar del codo y me empuja con fuerza. Se endereza y se coloca las putas solapas de la chaqueta tirando con fuerza de la tela. Comienza a andar en zigzag hasta invadir la pista de baile y chocar con los tíos mas colgados de todo el puto local. No me da tiempo a impedir que uno de ellos le agarre del pelo y estampe su puño lleno de anillos de oro en la cara del poli. Mierda puta… Me lanzo a la pista saltando por encima de Butch y a punto estoy de arrancarle el brazo y la cabeza a Mr. Anillos aunque más de tres dedos se lleva rotos el cabron junto a su puta nariz. Se arma una buena pelea en mitad de la pista, joder que hoy la disfrutaría si no tendría que hacer de niñera. Hora de desaparecerse porque en nada llegara la policía. Levanto del suelo al poli cogiendole de los sobacos. Tras el golpe quedo sentado de cualquier manera en el suelo tapándose la ceja con la mano llena de sangre pero que coño, ni siente ni padece el cabron.

Cuando me dirijo a la puerta de salida me encuentro con Phury y le comento que llevo al humano a la mansión. Le monto en el Escalade y arranco conduciendo como un bestia no tardando más de doce minutos en llegar a destino. No quiero que me hable, no quiero que me pregunte. Aparco el coche y sin mirarle bajo y me dispongo a salir del garaje pero no escucho la puerta del copiloto abrirse. Resoplo y vuelvo sobre mis pasos hasta abrir la puerta contraria del conductor. Allí esta el cabron con las manos y la cabeza apoyados en el salpicadero.*

- Vamos detective.- *Mi voz suena demasiado suave para las ganas de gritar que tengo. Le sujeto la puerta mientras baja del Escalade. Joder que mala cara tiene. Se dobla sobre si mismo y vacía todo el contenido de su estomago en mis botas de combate. La madre que lo parió,  joderrrrrrrr. Me retiro un paso hacia atrás maldiciendo y la mano del poli se extiende sin mirar a donde porque tiene la cabeza agachada. Me agarra de la camiseta.*

- Mierda Butch…

*Le agarro la mano y le paso el brazo por mis hombros ayudándolo a caminar. Hacia siglos que no hacia esto. Los vampiros tenemos buena resistencia y un hígado a prueba de bomba así que cargar con borrachos no es algo que haga habitualmente. Si con vampiros heridos y para el caso viene a ser lo mismo aunque joder que no lo es. No es vampiro y mierda santa, que ni Rhague ni Phury ni cualquier otro hermano ha hecho que la cadera donde se apoya la del poli, ni mi brazo que le rodea, ni un gramo de mi carne que esta en contacto con otro macho se me caliente así. Vishousss suéltale coñooo. Me dan ganas de hacerlo si no fuera porque se caería de bruces al puto suelo. Bajar las escaleras y llegar hasta la habitación que compartimos se me hace eterno  pero cuando por fin cierro la puerta me quedo en mitad parado decidiendo que hacer, calculando que esta mas cerca.*

- Baño o cama…- *Que diga baño, hostias… o quizás con un poco de suerte esta medio en coma pero nooooo. Apenas susurra.*

- Cama…


*Como no, Arrrrrrrr. Me dirijo hacia la cama y le dejo caer pero el cabron no me suelta el cuello y me hace perder el equilibro. Puedo poner una mano cerca de su hombro para no caer en plancha encima del poli pero de cintura para abajo me golpeo con su caderas quedando medio recostado sobre el. Mierda, joderrr. Salto como un puto muelle alejándome de el. Sonríe como un imbecil, que coño como un borracho y se lleva la mano al paquete.*

- Macho ten cuidado con essssta, ¿sssi?

*Cierro los ojos y resoplo pero no puedo evitar sonreír al verle en esa posición. Tiene la cara manchada de sangre, la ceja partida y un color ceniciento en la piel. El traje es un poema, la camisa arruga, la corbata le cuelga deshecha. Las manos me hormiguean porque deseo desabrocharle la camisa y acariciar con el pulgar la base de su cuello. Vishoussss, el papel de niñera llega hasta aquí. Me giro para ir al baño cuando la pregunta por fin sale de su boca. Va a ser que no ha bebido lo suficiente.*

- ¿V…. ¿Tu también haces eso… con… personas?

*Cierro los ojos y no me doy la vuelta. No quiero ver su cara de asco. Tampoco contesto. Que decir a eso. Sin tan solo supiera que yo hago cosas peores…. Mucho peores. Sin tan solo supiera que se me antoja hacerlas con él.*

BUTCH

*Cojonudo. Mi nueva vida comprende ser el puto segurata de una enorme mansión plagada de chupasangres… buenos tíos sí, en su mayoría porque claramente no estoy pensando en el pirado de Z, joder creo que en la vida voy a olvidar la imagen que sigue jodiendo en mi cerebro, ni la botella de whisky entera que sigue haciendo estragos en mis tripas y en mi cabeza consiguió mandar a las brumas del olvido aquella puta escena. Nunca volveré a ver del mismo modo una simple transfusión de sangre. Jamás. Me estremezco y agarro una manzana del frutero de la cocina antes de salir a dar otra vuelta por la propiedad… 

Todos mis años en el cuerpo para verme reducido a esto, si me vieran mis compañeros estarían burlándose de mi durante años… que les jodan, sonrió para mí mismo sin poder evitarlo, estarían burlándose hasta que cualquiera de estos capullos abriera la boca y vieran las puntas de sus relucientes colmillos y sus modales a la hora de comer. Mordiendo la manzana salgo por la puerta principal entrecerrando los ojos cuando el sol me da en la cara y las punzadas agudas en mi cabeza me recuerdan que juré no volver a beber, como siempre tras una resaca claro, es la segunda frase que todos pronunciamos al día siguiente cuando abres los ojos sintiendo que tus tripas tienen vida propia y que tu cerebro está a punto de taladrarte el cráneo, la primera suele ser, en mi caso ¿Me muero ya o no?. Me coloco las gafas de sol y doy otro mordisco a la manzana mientras camino alrededor del muro de la mansión. Tengo agujeros negros en mi memoria de la noche anterior, agujeros que no comprenden la puta escena en el callejón que bien hubiera estado enterrada en el olvido. Ni siquiera sé cómo llegué hasta la casa aunque el recuerdo del cuerpo de Vishous sobre el mío en la cama me taladra una y otra vez, a punto estuve al despertar de empujarle hasta que abriera esos putos ojos que parecen ser capaces de leer hasta mi alma y preguntarle… no lo hice joder, ¿Cómo hacerlo? 

“Perdona V ¿Hicimos algo anoche en esta cama que deba saber? Me recorre un escalofrío, quiero pensar que es por el rechazo que me produce la imagen, mis ojos se cierran un par de segundos con fuerza a la par que mis puños, una de mis manos frota mi estómago tratando de deshacer la extraña sensación que se ha aposentado allí. Nauseas, claramente debe ser eso, en la puta vida podría ser otra cosa me niego siquiera a pensar en ello. Llevo la manzana a mi boca otra vez pero no llego a morderla antes de dejarla caer al suelo. Mierda, un escalofrío comienza en el final de mi espalda y termina erizando el vello de mi nuca. Me froto el cuello estirando los músculos tensos de mis hombros y aprieto los dientes hasta oír crujir mis mandíbulas. Retengo el aire entrecerrando los ojos, todos mis instintos alerta, precaución, tensión, calma fría y letal... Ni un parpadeo, ni un sonido, nada de movimiento, me quedo en absoluta inmovilidad, esperando... Oigo una pisada a mi derecha y un sonido ahogado bastante alejado de mi posición, giro la cabeza clavando mi mirada en mi objetivo. 

Un hombre vestido con un mono gris, parece un empleado de la compañía eléctrica… parece, ahí está el punto a tener en cuenta, porque mi cerebro me grita peligro como una puta alarma de voz, lleva un bulto sobre un hombro pero no me paro a pensar que puede ser. Comienzo a correr mientras meto la mano bajo la chaqueta agarrando la culata de mi Glock 40 milímetros y sonrío al sentir la cómoda familiaridad de su peso en la palma, es una puta extensión de mí mismo desde hace tanto tiempo que no puedo recordarme sin ella. Mis zancadas son largas y con buena velocidad pero el cabrón me lleva una buena ventaja y llegara mucho antes que yo al coche que le espera en el límite de la propiedad. Hostia puta, no me va a dar tiempo a alcanzarlo. Me paro, jadeando ligeramente y planto mis pies firmemente sobre el suelo agarrando el arma con las dos manos y tomando posición, el cuerpo relajado, los brazos ligeramente arqueados y ni un mínimo temblor, el pulso estable ajeno a la agitación, giro el cuello relajando mis musculosa y visualizo el objetivo tomando posición, blanco perfecto y seguro pero, frunzo el ceño y sacudo la cabeza intrigado por el paquete que carga y que parece moverse, suficiente. Dos segundos de indecisión me hacen perder el ángulo preciso y solo puedo ver como el cabrón lanza a la furgoneta el paquete y se mete detrás cerrando con fuerza mientras el piloto arranca y toma la primera curva derrapando*

- Hostia putaaaaa 

*Frustrado miro hacia la casa y salgo corriendo hacia la puerta de la cocina, tengo la sensación de que algo va mal, jodidamente mal. Abro de un tirón justo a tiempo de ver a Fritz descolgar el teléfono*

- ¡Alguien ha entrado en la casa! Butch está….

* El anciano frunce el ceño y me pasa el auricular, no necesito telepatía para saber que es Wrath quien está al otro lado de la línea*

- No he podido atrapar al canalla….

- ¿Has visto a Beth?

*No puedo evitar fruncir el ceño y mirar alrededor , cristales rotos, un plato en el suelo… cierro los ojos sintiendo la bilis subir por mi garganta, se la respuesta pero aun asi he de hacer la pregunta*

- ¿No está contigo?

*Algo se anuda en mis tripas al oir el rugido de Wrath por el teléfono y a través de las paredes, casi podría decir que la puta casa tiembla con su voz, nada comparado con lo que siento al escuchar las siguientes y roncas palabras que suenan como arrancadas con fuego de su misma alma*

- Detective. Te necesito… Te… necesito.

*Joderrr, después de escuchar durante fácil más de media hora las explicaciones de Wrath me voy corriendo a la habitación donde Vishous y yo estamos durmiendo, necesito munición y las llaves del coche. Abro la puerta y me encuentro a V paseando de arriba abajo con los brazos cruzados y un profundo ceño en su rostro*

-¿Qué está pasando?

*Le cuento por encima la conversación que he mantenido con su jefe y que me dirijo a buscar a aquel cabrón rubio al que entrevisté días atrás. Agarro las llaves del coche caminando de nuevo hacia la puerta*

- Llévate esto.

*Levanto la mano a tiempo de agarrar lo que Vishous lanza al aire. Una Beretta. Reviso por costumbre el cargador sacudiendo la cabeza al ver la munición, balas negras y con punta transparente rellena de ¿Aceite?*
- ¿Qué clase de balas son estas? 

- No vas tras humanos ahora detective, si uno de esos restrictores te ataca, le disparas al pecho ¿Entiendes? No vayas a ser tan estúpido de dispararle a las piernas aunque sea a plena luz del día. Apunta directamente al pecho.

*Ahogando un suspiro levanto la vista de la pistola clavándome directamente en sus ojos, si acepto el arma… si agarro esta puta Beretta no habrá vuelta atrás, cruzaré esa jodida línea que me hará pertenecer a su mundo de una vez por todas. Me devuelve la mirada con esos ojos que atraviesan mi cerebro, sé que entiende, él me entiende y perdido en esa mirada me doy cuenta de que extrañamente no me ha costado demasiado tomar la decisión. Me guardo la semiautomática en la cintura mientras escucho las explicaciones necesarias para reconocer a esos cabrones. Me da una palmada en el brazo y parpadeo ante el contacto, es extraño pero siento que V no es un tío acostumbrado a tocar a la gente, joder ¿Por qué estoy pensando algo así en un momento como este?? Sacudo la cabeza y me aparto dirigiéndome de nuevo a la puerta*

- Sí.

*Oigo que murmura algo en esa lengua extraña que parece utilizar a veces*

- ¿Qué?

- Apunta bien, ¿Vale?

- Hasta ahora nunca he fallado.

*Ni apuntar he necesitado cuanto menos disparar a nadie, jodido día y jodida noche, primero me paso la tarde en mi puesto de vigilancia frente a la puta Academia mientras espero a que venga el Team vampírico a prenderle fuego al edificio sintiéndome condenadamente frustrado… Lo queman delante de mis narices de detective y me la suda… debería estar como loco pero siento una calma de lo más absoluta, o sería absoluta si pudiera hacer más y después… después todos los acontecimientos se precipitan uno tras otro. Vishous empujándome hacia el Escalade y conduciendo como loco mientras llamó una otra vez al móvil de Wrath sin respuesta, joder joder joder, cuando por fin la voz asustada de Beth me contesta casi se me cae el puto móvil de las manos… Mientras trato de calmarme escucho la voz nerviosa de Vishous dar órdenes a Beth, dagas, venas, sangre, beber… oh Jesús María y José , cierro los ojos sacando la imagen de mi cabeza, me voy a tener que acostumbrar a esto, yo lo sé, pero joder que me dan ganas de llegar a la mansión y tragarme abierto hasta el amanecer en sesión intensiva a ver si me mentalizo de una buena vez y pillo la idea de que podría ser peor… 

Y lo es, esa idea se me clava en el cerebro al llegar al destino, Vishous y yo saltamos del coche a la vez corriendo tan rápido como podemos hacia el granero que hay delante, Santo Dios definitivamente ¿Para qué iba a querer poner la película? La estoy viviendo joder. Sangre por todas partes, en el suelo, sobre Beth, sobre el cuerpo de Wrath que Vishous examina a conciencia, puedo ver la preocupación ensombrecer su rostro y me froto la cara impotente cerrando los ojos, cuando los abro Marissa está allí, como un faro de luz en medio de aquella oscuridad, parpadeo un par de veces dándome cuenta de que por primera vez desde que me vi envuelto en esta historia no me ha sobresaltado esto de la materialización… me encojo de hombros mentalmente mientras la veo acercarse hacia donde esta Vishous, por un momento mis ojos dejan de seguir la delicada figura de ella para posarse en el enorme cuerpo cubierto de cuero de mi amigo, en su mano enguantada cerrada en un puño y en la tensión que de pronto parece haber dominado a su cuerpo. Mi mirada se cruza con la suya y durante un instante todo parece desaparecer, cuando el momento pasa mis ojos buscan de nuevo a Marissa pero no sin antes darme cuenta de que la tensión ha abandonado el cuerpo de Vishous. Acaricio mi cuello inconscientemente deseando que de igual forma pudiera desaparecer este último día también. Aunque algo muy dentro de mí me dice que esto solo acaba de comenzar.*

VISHOUS

*Es mejor que de una puta vez el poli sepa en que mundo se ha metido de cabeza. En las últimas horas ha asistido a un curso intensivo de Bienvenido a Villa Locura, Mansión pintada de rojo intenso y oscuro negro. Y de pie frente a la macabra escena, me vuelve a demostrar que sus pelotas son grandes… que grandes. Se enfrenta a una enloquecida Beth que le amenaza con una daga siseando defendiendo a su macho moribundo de cualquier amenaza. Consigue tranquilizarla y separarla un poco del rey para que yo le atienda. Joder Warth se muere, mierdaaaaaaa. Pero hostias, que yo no he visto su muerte aun, esto no puede ser ahora.  Marissa y Havers aparecen en la cabaña. La sangre casi pura de esa hembra es la única que puede mantener con vida a Warth hasta que llegue al hospital y así lo hace. No quiero pararme a pensar en la admiración que siente el poli por ella, ni en como cambia su cara cuando ella esta cerca, ni como se remueve inquieto cuando su sangre alimenta al rey. No quiero pensar en nada de eso porque es lo que debe ser. Hasta yo también admiro hoy a esas dos hembras.

Ya en la clínica la vida del rey queda en manos de Havers, quien conspiró para asesinarle pero desde luego, yo y mis hermanos le dejamos muy claro cual es el único desenlace que aceptaremos. Todos nos quedamos en el pasillo velando y protegiendo a nuestro Rey. Hacemos guardias y hasta el poli hace su turno aunque siempre tras el mío por lo que yo le hago doble. Me quedo acompañándole y no porque no me fíe de el sino para tranquilidad de mis hermanos. No es uno de lo  nuestros pero yo siento que si y ellos muy pronto lo entenderán.

En una de esas guardias el poli me pregunta sobre algo que hasta a mi me cuesta comprender porque tan solo la propia experiencia te hace vislumbrar la fuerza de ese sentimiento. Sentados en el suelo, apoyados en la pared, uno frente a otro Butch pone cara de desaprobación cuando me enciendo un liado.*

- Mierda puta, no me mires así poli. Tan solo serán dos caladas y ya.

*Sonríe y mira mi boca cuando inhalo con fuerza y expulso el aire cerrando los ojos con cara de placer. Los abro sorprendido cuando le escucho hablar porque no me esperaba lo que me dice*

- ¿Alguna vez una hembra te ha protegido así Vishous? -*Sin esperar respuesta sigue hablando*. - Dios era Beth, la dulce Beth la que nos amenazaba con una daga comportándose como una leona protegiendo con su vida a W.

*Tardo una eternidad en contestar aunque la respuesta acude con rapidez a mi mente*

- No poli,…. nunca. *Me froto la perilla porque no soy capaz de imaginarme en una situación parecida.* -Debes saber que cuando un macho marca a su hembra es para toda la vida. Y lo mismo ocurre con las hembras. Beth es una de nosotros…. Lleva poco tiempo pero nada puede detener el instinto, lo que es, lo que siente. Para un macho emparejado nada es más importante que su pareja. Mataría por ella.. moriría por ella… Y ellas sienten lo mismo. Es difícil de entender poli… también a mi me cuesta.

- Debe ser algo impresionante ¿no?.  *El poli se queda mirando sus manos que caen flojas apoyadas en sus rodillas.* -No he tenido nunca hijos ¿tu?

*Niego con la cabeza muy serio. Es algo que nunca me he planteado. Es como el humano que sueña con volar. Simplemente no puede y creo que seria incapaz de engendrar y además ¿para que?. El poli sigue hablando aunque ya no me mira a la cara sino a algún punto de la pared cerca de mi oreja izquierda.*

- Supongo que por un hijo se puede sentir algo parecido pero me cuesta imaginar …. No creo que pudiera despertar esos sentimientos en ninguna mujer…. Y que ninguna mujer me haría sentir así.

*En mi cabeza se mezclan sus pensamientos con los míos porque joder que son extrañamente coincidentes. Ni su madre… ni la mía… ninguna mujer… desconocedores de lo que es una puta familia como mandan los cánones. Me froto las sienes. Me duele la puta cabeza y joder que no estoy para conversaciones profundas. Phury aparece con un café de maquina en sus manos. Es su turno de vigilancia. Suspiro aliviado y  le lanzo la gorra de los Red Sox al poli que se la coloca por encima de los ojos recostándose en la pared.*

- Hora de dormir Vishous. * Chasquea la lengua y en unos minutos el cabron esta resoplando bailando en brazos de Morfeo y yo sigo dándole vueltas en la sesera a lo que seria que alguien te hiciera sentir eso. Hembra o macho. Resoplo. Joder que necesito un café de verdad. Cierro los ojos aunque se que no dormiré.

Tras dos días de espera en el pasillo velando y protegiendo a nuestro rey y orando a la Virgen Escribana por el, Beth abandona por unos minutos el lugar junto a su cama para informarnos de que despertó. Todos nosotros estamos seguros que sin ella Warth nunca lo hubiera superado. Extraño,  que alguien pueda ser tu debilidad y tu fuerza al mismo tiempo… Muy extraño. Y admirando a esa menuda hembra, con bolsas bajo los ojos, despeinada y tremendamente cansada, iluminándonos con una increíble sonrisa, no puedo decir otra cosa.*

- Es una hembra magnifica ¿verdad?

Los pensamientos de todos se aparecen claros en mi cabeza como si los expresaran en alto. Rhage sueña con encontrar una hembra así. Phury desea que su hermano encuentre una hembra así. Zadist no sueña, sabe que ninguna hembra podrá aliviar su atormentada alma. Thorment da gracias a la Virgen Escribana por tener a su Wellsie y el poli…. el poli solo piensa en Marissa y sueña. Y yo no sueño con una hembra, no es una hembra. Las palabras de Hollywood nos sacan a todos de nuestros ensoñaciones.*

- Un macho tiene derecho a soñar.

- Claro que lo tiene. *Susurro y mis ojos por iniciativa propia se clavan en el perfil de Butch que sigue mirando la puerta por la que desapareció Beth.*


BUTCH

*Hoy tengo la casa para mi solo y necesito pensar así que doy gracias a dios por ello. Me acerco al mueble bar rebuscando entre las botellas de Goose,tequila y ron hasta dar con una de Lagavulin . La abro y doy un largo trago con los ojoscerrados. La dejo con un golpe sobre la encimera y suspiro cansado, pasando la palma de mi mano sobre la rugosa superficie de la barba de unos días que recubre mi barbilla. Agarro el mando del estéreo dando al play y las notas de November Rain suenan apagando el silencio en la Guarida.
Vaya semana de mierda. Lanzo el mando al sofá y miro la tele de plasma en negro pensando si ponerme algún partido de los Sox para matar el rato, hago un cálculo mental sobre el tiempo que tardare en perder el conocimiento por la bruma del alcohol y sacudo la cabeza. No tengo ganas de beber frente al televisor con una botella de uisce beatha. Frunciendo el ceño miro hacia el Lag, un solo trago y comienzo a pensar en irlandés... O el whisky es realmente bueno o estoy perdiendo decididamente la puta cabeza.

Estiro el brazo para agarrar un vaso del armario, pensando que por muy jodida que vaya mi vida no pienso acabar bebiendo de la botella, uno será un cabrón alcohólico o lo acabara siendo, pero uno con clase. Me saco la chaqueta de mi nuevo traje de Dolce & Gabbana colgándola con cuidado en el respaldo de una de las sillas, estiro los puños de mi camisa quitándome los gemelos y dejándolos junto a mi Glock y mi Beretta, subo mis mangas hasta los codos y relleno una copa balón hasta el borde, la acerco a mi nariz aspirando su ligero aroma casi inapreciable a humo, chocolate y trébol, doy un sorbo dejando que resbale por mi lengua, sintiendo el primer golpe de sabor con matices dulces de turrón y turba y suspiro apoyando el hombro en la ventana del salón, fuera solo veo oscuridad. Las persianas metálicas están levantadas y el reflejo de mis ojos en el cristal devolviendome la mirada me hace desviar la vista al cielo, no quiero verme la verdad, porque no me gusta lo que puedo llegar a ver. Doy otro sorbo al whisky. Todo ha cambiado tanto en tan poco tiempo, hace unas tres semanas estaba en las calles, con una media vida, dedicado en cuerpo y mente a mi trabajo, dejandome la piel en cada caso, pensando que cualquier día podría ser el último y que todo lo que tendría en mi entierro sería un arma sobre en corazón y un pasado de mierda que era mejor no remover. Ahora estoy aquí, todo ha sucedido con tanta rapidez e intensidad que aun siento un ligero vértigo al echar la vista atrás. No volvería a aquella media vida aunque pudiera hacerlo pero algo no va bien en esta joder. Bebo de nuevo de la copa, esta vez un trago mas largo, mis dedos se cierran en un puño y lo pego al cristal apoyando mi frente en la mano. Que cojones me pasa?

 Desde el día que escuché tras aquella puerta en casa de Darius a Vishous decir a su nuevo rey que había soñado conmigo y que estaría bajo su responsabilidad todo se precipitó hasta este momento. De algún modo, se que pertenezco aquí, que este es mi lugar, junto a este grupo de vampiros guerreros que dedican su vida a su raza y forman una extraña familia, cada uno con un pasado y un equipaje diferente, todos jodidos de uno u otro modo por un destino bastante cabrón, se que pertenezco a esta vida, nunca tuve verdaderos amigos y de pronto Rhage y Vishous están aquí, un buen equipo los tres, tan jodidamente diferentes unos de otros y, sin embargo, es con ellos con quien me siento mas yo mismo... Aunque mi relación con V es diferente, de pronto se ha convertido en mi compañero de piso, no se muy bien aun como acabe con él en la pequeña casa del otro lado del patio, mientras el resto de los hermanos viven en la nueva mansión de la Hermandad, no se como ha terminado siendo para mi alguien sin el cual no podría estar pasando por todo esto, probablemente sin él no estaría aquí y sería comida de restrictor.

Me separo de la ventana apurando mi copa para rellenarla de nuevo. Vishous se ha convertido en un extraño pilar de mi nueva vida y me siento descolocado porque joder que nunca he tenido amigos así y siempre he estado prácticamente solo, no se estar con la gente, siempre incomodo en la multitud y aquí, rodeado de vampiros me siento en casa.

El recuerdo de los cabellos rubios de Marissa , de su piel perfecta y su sonrisa triste aparece en mi cabeza con la tercera copa de Lag, llevo tres semanas sin verla y joder que siento la necesidad de perderme de nuevo en sus ojos y hundirme en la dulzura que parece emanar de cada poro de su piel... Ella es todo lo que no soy yo, pura, tierna, suave... Parece que tenga en sus manos la posibilidad de sanar un alma rota y la mía lo esta, si tan solo ella quisiera tenderme una de sus manos ya seria bastante porque un capullo como yo no debería siquiera soñar con ella, pero lo hago, sueño con la ilusión de ser lo suficientemente bueno, digno... Pero uno puede soñar, no es cierto? Mañana, mañana saldré de dudas*

- Ah diablos V me estas matando 

*La madre que le parió. Rebuscando en el cajón de los calcetines todo lo que encuentro son los blancos de algodón.... Puta costumbre que ha tomado tatuajes de mangarme los calcetines de seda negra para ponerselos debajo de esas horribles botas militares. Vayaaaa algo es algo, saco un par negros de hilo y gruño*

- Si te estuviera matando poli, elegir calcetines seria lo último en lo que pensarías.

*Me giro y mis ojos se clavan en la toalla blanca que cuelga de las caderas de Vishous, joder he visto mi cuerpo así vestido miles de veces y a mis compañeros en las duchas pero el enorme cuerpo y los músculos de los brazos y del torso de Vishous son casi hipnóticos, tiene el pelo mojado y pequeñas gotitas de agua salpican su cuerpo mientras se pone el guante de cuero en su mano izquierda cubierta de tatuajes. Frunzo el ceño parpadeando y hago una mueca, hostiaaaaas pedazo de gay que cojones haces mirando las gotitas de agua???? Menos mal que soy plenamente consciente de mi mas absoluta heterosexualidad porque sino me podría preocupar el extraño pinchazo que acabo de sentir en el estomago... No es la primera vez, debería ir a un medico antes de que me de una ulcera este cabrón y la convivencia con él. Resoplo y le agito los calcetines delante de mi cara*

- Tienes que usar los negros con un traje formal?

*Las puntas de sus colmillos asoman de sus labios al sonreír bajo la perilla y me estremezco involuntariamente, me he acostumbrado a esas sonrisas de colmillos descubiertos pero las de él tienen algo que me pone seriamente nervioso*

- Son cómodos.

*Resoplo mientras me acabo de vestir hablando de Marissa con V y mi intención de ir a verla, joder que necesito saber de una vez y dejar de soñar despierto con esa mujer. Por eso cuando me bajo del Escalade frente al One Eye y dejo a los dos vampiros adentrandose en el local para ir a la mansión de Havers mi actitud es optimista al máximo, que cojones soy un buen chico irlandés, la oveja negra de una familia costumbrista y de enormes y sólidos valores morales... Casi se me escapa una carcajada sarcástica, una familia llena de recuerdos de mierda que aun hoy no me dejan dormir. Pero bueno es una vampiresa, no? Igual a ella no le importa que sea un capullo de pasado oscuro y futuro incierto... A menos no más de lo que me importa a mi. mecagoenlaputaaa según me voy acercando mi decisión empieza a vacilar, al mismo ritmo que mis pasos, dios que voy a decirle? Me sudan hasta las manos, que coño es esto? Es una mujer, cierto, una que me hace nudos en la lengua con su presencia tan etérea y hermosa pero... No soy un crio joder, sacando el aire de golpe en una ruidosa exhalación subo de dos en dos las escaleras de la entrada, cierro los ojos y pulso el timbre, recordando las palabras de Rhage cuando me dijo que tenia mucha suerte al poder sentar cabeza con una hermosa mujer y la mirada de Vishous cuando le conté que iría a ver a Marissa porque los sueños podían llegar a hacerse realidad.... 

Mientras escucho los pasos pesados de un hombre acercarse a la puerta no puedo sacarme esa mirada de la cabeza. He sido detective el tiempo suficiente para leer a las personas con pasmosa facilidad, pero lo que había en aquella expresión de su rostro se me esta clavando en el cerebro como una extraña alarma a la que no encuentro el clic necesario para encajar las piezas que consigan acallarla. Escuchó como en una nebulosa a un señor decirme que Marissa no saldrá a recibirme mientras me obligo a salir de la bruma que envuelve mis pensamientos para caer de golpe contra el jodido asfalto. De puta madre, un golpe seco en el plexo solar con tres costillas rotas y un pulmón perforado en consecuencia habría dolido menos, pero que esperaba? Que creí que pasaría? Mis pasos me llevan de regreso al One Eye, necesito, joder necesito encontrar a Vishous, es la única cosa estable a la que aferrarme, y que coño, además esta en un bar, y una cura escocesa en su compañía es todo lo que quiero ahora mismo*

30 comentarios:

  1. ....LOS MEJORES!!! lo digo, lo diré... siempre, los MEJORES!!!

    atte: Chocolatina!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chocolatitoooooo *abrazandote* si es que nos sigues por todos lados Pebbles!

      Eliminar
    2. te lo dije sexy... hasta bajo las piedras!!! no se les ocurra irse a explorar otros parajes... que me destello has allá!!! *sonrío*

      Eliminar
  2. Vishous: Naaaaa, lo mejor esta por llegar, siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Butch: Para responder a Milca cabrón pincha en responder no en comentario *carcajada* Clases practicas te faltan antes de escoñar el blog grrrrrrr jajajaja

      Eliminar
  3. Dany Espejel18/1/12 7:13

    Jajajaja!! ay con ustedes!!! Lo mejor de lo mejor chicooos!! Como los quiero por hacerme reir y suspirar.
    Al releer todo el capítulo uno, lo leí con tanto gusto y sabor que....ay jodeer!!!! mira que por algo son mis favoritos.
    *Me acerco a ambos y paso mis brazos alrededor del cuello de cada uno, besando sus mejillas primero mi compañero de desvelos y luego mi sexy jefecito*

    Mas por favor? jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Butch: jajaja habrá más compañera claro que si... además yo mismo me tengo que poner a ello pero la vaguería se me está pegando grrrrrrrr

      Eliminar
    2. Vishous: Achucar al poli que yo tambien quiero mas *sonrio*

      Eliminar
  4. Astaroth Mago Negro18/1/12 15:02

    Joder, machos! No me cansaré de leeros. Qué buenos sois... *sonrisa cabrona* y estáis *carcajada* Sigan, sigan que yo miro.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Butch: Eso no te canses As! Gracias.... y gracias *carcajada* Ya sabemos que miras cabronazo!!

      Eliminar
    2. Vishous: Con lo que te gusta mirar y a nocosotros enseñar.

      Eliminar
  5. Geniales!!! Los mejores como siempre, sigan así chicos =)

    Besos ^_^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Butch: Gracias preciosa *sonrisa* Seguiremos seguiremos, al menos intentándolo.

      Eliminar
    2. Vishous: Gracias @le. A ver si ponemos el segundo capitulo.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Butch: A ver capullo... ves la palabra que debajo de cada comentario EN ROJO dice "Responder" tienes que pinchar ahí para contestar a los comentarios mamon jajajaja que estás publicando tu solo a nadie!! Grrrr clases intensivas de Blogger te voy a dar

      Eliminar
    2. YO QUIERO ALGO INTENSO DE TI POLI!!! ven, papi... damelo tooodo!! *carcajadas* será que el blog tiene algún espacio pa montarnos una cueva??? *río* que buena música SEXY... y VISHOUS mi SEÑOR, será que pusieron TU hermosa canción??

      Eliminar
    3. Vishous: Solo del poli??? Bueno a ver si vemos como se toca pensando en mi y si, bonita, esta mi cancion. *Guiño*

      Eliminar
    4. Butch: jajajaja joder macho ahora eliminas el comentario y nos quedamos los tres respondiendo a un puto fantasma *carcajada* dios me parto la polla contigo!! *descojonado de risa* Y vas y respondes al comentario que has eliminado, me encantas cabron!! pero deja de joder con el blog que al final la lias parda jajaaja

      Eliminar
  7. Ha sido genial volver a recordar como comenzaba la historia, y leerla con la música de fondo ha sido increible!! jejejeje. Muy buena idea y muy buenas canciones, gran trabajo ;)

    Triz Zamora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Butch: Esa musica irá bien en otras escenas TriS *subiendo y bajando las cejas* Al paso que vamos la historia va a durar siglos... menos mal que somos vampiros *carcajada* Gracias preciosa *guiño*

      Eliminar
    2. Vishous: Gracias Triz y si la musica ayuda verdad?

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Hola chicos gracias al universo fandom os encontré y realmente me encanto (Ahora a por el 2º...UMMMMMMM)

    Carol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vishous: Bienvenida Carol y si, bendito universo fandom. Espero que disfrutes bonita.

      Eliminar
  10. Butch: Gracias Carol *sonrisa* espero que te siga gustando el 2º

    ResponderEliminar
  11. Anónimo29/2/12 0:26

    Genial Chicos!!! ha estado genial... un coment rapidito porque tengo que seguir con el cap 2... Joderrr como continue así no podre hacer mas que leeros chicos!!!

    bss
    Mrtnz

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2/4/12 6:12

    Por favor rdyoy espersndo por el 3. no me dejen asiiiiiii

    ResponderEliminar
  13. Joder!!! Chicos lo de siempre, que sois magnificos y que sigais escribiendo, que teneis un arte y una química estupenda y que todo os esta quedando fantasticamente maravilloso.

    ResponderEliminar